Sorbete helado de limón y menta

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 2 horas

Número de comensales: 4

Número de raciones: 4

Autor: ¡Hola! Cocina

Sabemos que cuando va llegando el final de la comida, sobre todo en Navidad después de tantas, a veces no te apetece casi ni probar el postre. Por este motivo, hoy queremos proponerte un sorbete tan fresco y ligero... ¡que te será imposible decir que no! Tanto a ti, como a tus comensales. Apunta bien los siguientes pasos y haz hueco en el congelador, puesto que va a necesitar varias horas de refrigeración. Sin embargo, la preparación de este postre es tan sencilla, que igual te apuntas la receta para el año que viene... Bon appétit!

sorbete

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 2 horas

Número de comensales: 4

Número de raciones: 4

Autor: ¡Hola! Cocina

Sabemos que cuando va llegando el final de la comida, sobre todo en Navidad después de tantas, a veces no te apetece casi ni probar el postre. Por este motivo, hoy queremos proponerte un sorbete tan fresco y ligero... ¡que te será imposible decir que no! Tanto a ti, como a tus comensales. Apunta bien los siguientes pasos y haz hueco en el congelador, puesto que va a necesitar varias horas de refrigeración. Sin embargo, la preparación de este postre es tan sencilla, que igual te apuntas la receta para el año que viene... Bon appétit!

Ingredientes

  • 4 ud limón
  • 500 ml agua
  • 150 g azúcar blanco
  • 250 ml hielo picado
  • 1 puñado menta (en hojas)
  • 1 ud yogur natural

Preparación

  • Lavar los limones, partirlos por la mitad y hacer zumo con la ayuda de un exprimidor. Colar.
  • Derretir a fuego medio el azúcar en un cazo con agua y cocinar durante 5 minutos hasta conseguir un sirope ligero.
  • Triturar el hielo con la ayuda de una batidora o procesador de alimentos, hasta que tenga un parecido similar al de la nieve.
  • Verter el zumo de limón en el hielo picado, el sirope y el yogur y mezclar para que se integre todo bien.
  • Introducir en el congelador, al menos dos horas, removiendo de vez en cuando.
  • Mojar en agua el filo de las copas, o recipientes en los que se vaya a servir el sorbete, y decorar con azúcar.
  • Con la ayuda de una cuchara, rellenar las copas con el sorbete de limón.
  • Espolvorear una pizca de ralladura de limón por encima y decorar con un par de hojas de menta.
  • Servir muy frío.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie