paula-echevarria-perder-peso

Acelera el metabolismo, quema grasa y tonifica: el ejercicio '3 en 1' de Paula Echevarría

Todas las razones para incluir 'burpees' en tus rutinas de entrenamiento

by Mariana Chacón

Aunque la mayoría de sus publicaciones en redes sociales estén centradas en la moda y en su carrera artística, Paula Echevarría cada vez comparte con sus seguidores más contenidos dedicados al fitness. Si hace unas semanas demostró que conoce el truco con el que tomar hidratos de carbono de forma sana, hace pocas horas ha subido una publicación en la que quema esa energía con el movimiento ideal para perder peso: los burpees. La actriz se pone en forma con la ayuda de su entrenador personal, Iñaky García, quien guía a la celebrity en sus sesiones en el gimnasio y le enseña ejercicios funcionales que trabajan todos los músculos del cuerpo al mismo tiempo que se queman calorías y se activa el metabolismo.

VER GALERÍA

“Me deja pal'arrastre y todavía se cachondea...”, bromea Paula en el texto que acompaña la publicación en la que se puede ver a la actriz derrotada después de una sesión de entrenamiento. Entre los hashtags que incluye en la imagen, uno de ellos dice “unos burpees y a dormir”, refiriéndose a este ejercicio funcional tan completo en el que toman partido todos los músculos. El movimiento, que fue creado por el doctor Royal H. Burpee, además de ser un potente quemagrasa también pone a prueba la resistencia. A pesar de su aparente simplicidad, el ejército de Estados Unidos lo incorporó a su prueba de acceso hace veinte años como demostración de que los candidatos estaban en buena forma física.

VER GALERÍA

Este es el paso a paso para imitar esta parte del entrenamiento de la estrella, una rutina tanto cardiovascular como muscular para la que no se necesita equipamiento y que acelera el metabolismo potenciando la quema de calorías:

1. La postura inicial es en cuclillas, con las manos sobre el suelo a la misma altura de los hombros. A continuación, se desplazan los pies hacia atrás con un salto hasta terminar en postura de plancha.
2. Después, se realiza una flexión, tras la que se recupera la posición de plancha. Inmediatamente después se regresa con otro salto a la postura inicial.
3. Para terminar, se realiza un salto vertical con la máxima potencia posible extendiendo las manos hacia arriba.

Los pasos se deben realizar con fluidez, sin parar en exceso, aunque pueden adaptarse a la forma física de cada uno, siendo un ejercicio muy recomendable para todos. Para apreciar sus beneficios deben realizarse varias repeticiones, dentro de un entrenamiento más amplio: por ejemplo, para empezar, puedes hacer 3 series de 15 repeticiones, tres veces por semana, dentro de tu rutina habitual.