paula-echevarria-snack

Perder peso y saltarse la dieta es posible con este truco de Paula Echevarría

El aperitivo que fascina a la actriz está recomendado por los nutricionistas siempre y cuando cumpla varios requisitos

by Mariana Chacón

A sus 42 años, Paula Echevarría sigue presumiendo de llevar un estilo de vida saludable. Monta en bicicleta y practica ejercicios que ayudan a tonificar los músculos y a quemar grasa simultáneamente, pero lo que más caracteriza a la asturiana es que cuidarse no le impide disfrutar de los buenos momentos. Su clave está en el deporte y en cuidar la alimentación pero también se da caprichos el fin de semana. ¿El último ejemplo? Este mismo domingo. La actriz compartía con sus seguidores una tarde de cine junto a su entrenador, sujetando un cubo enorme de palomitas, mientras Iñaky García se 'alarmaba' con el festín que su amiga se traía entre manos. 

“Como me digas algo del caldero de palomitas que me voy a meter, no vuelvo a ir contigo ni a pañar oro”: le advertía bromeando Paula. Al igual que ella, son muchas mujeres (celebrities y anónimas) quienes reservan un día a la semana para saltarse la dieta dejando así de contar calorías. Es el llamado cheat day: Sandra Bullock lo hace desde el viernes por la noche hasta el sábado a la misma hora y Jessica Biel no perdona uno de sus mayores placeres culinarios, la pasta.

Aunque parezca que este snack tan solo está permitido en esos días en los que se olvidan las restricciones, lo cierto es que las palomitas de maíz pueden convertirse en un aperitivo saludable si se elige la forma de preparación correcta. En este caso y para poder consumirlas de forma recurrente, es importante que no lleven mantequilla. La mejor es con la que se explotan las pepitas de maíz en aire caliente, es decir, dejar que se abran dentro del horno a una temperatura de unos 180ºC. De esta manera se evitan los ingredientes perjudiciales de la opción más tradicional (mantequilla, sal, azúcar, colorantes, exceso de aceite…) y se disfrutan de algunos de sus beneficios, como su alto contenido en polifenoles o fibra, que sobre todo se concentran en la zona de la cáscara.

Aunque el efecto antioxidante que combate el envejecimiento prematuro de los tejidos y su poder saciante las conviertan en una buena opción para combatir el hambre entre horas… al final no dejan de ser hidratos de carbono por lo que es importante controlar la cantidad y la hora a la que se consumen. O hacer como Paula y elegirlas como capricho de fin de semana después de seis días comprometida con el fitness y la alimentación sana.