Sociedad

El humor de Les Luthiers, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades

El sexteto humorístico utiliza la música como elemento fundamental en sus actuaciones, jugando con instrumentos informales creados a partir de cosas cotidianas

El bolarmonio, la exorcítara, la violata o el famoso “instrumento para cuatro intérpretes”, son algunos de los curiosos  instrumentos que ellos mismos han creado para llenar de música sus funciones.

Foto: Redes Sociales

“¡Gracias, gracias, gracias! Este premio es una de las pocas cosas en toda nuestra historia, ahora podemos confesarlo sin rubor, que soñábamos con ganar".

Llevaban diez años nominados y siempre se habían tomado con mucho humor su papel de “perdedores”. Les Luthiers, el grupo argentino que ha conquistado, además de su país de origen, muchos otros de habla hispana, han sido galardonados el pasado 10 de mayo con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, uno de los pocos sueños que, según han confesado, sí tenían pendiente cumplir.

“Nuestra única pretensión en cincuenta años ha sido hacer un buen trabajo, aprender, mejorar y ejercer con altura este bendito oficio de hacer malabarismo con la música, las palabras y las ideas para que el público se ría a carcajadas. Por suerte fuimos alcanzando siempre las metas sin haber soñado concretamente con ellas. Bueno, casi siempre... ¡con el Princesa de Asturias sí que soñábamos!

Marcos Mundstock, Jorge Maronna, Carlos López Puccio, Carlos Núñez Cortés, Horacio "Tato" Turano y Martín O'Connor componen este sexteto humorístico que desde 1967 utiliza la música como elemento fundamental en sus actuaciones, jugando con instrumentos informales creados a partir de cosas cotidianas. Precisamente de aquí viene su nombre: lutier, que en francés significa fabricante o reparador de instrumentos musicales.

Ellos han creado el bolarmonio, construido con balones; la exorcítara, un arpa de luz; la violata, un violín de lata; o el famoso “instrumento para cuatro intérpretes”, que necesita a cuatro personas para poder producir sonido.

Siempre luciendo sus característicos esmóquines negros, Les Luthiers son autores de interminables momentos de risas que han triunfado en todo el mundo. Sus actuaciones se componen de desternillantes letras en las que juegan con diferentes trucos lingüísticos y giros de palabras.

El secreto de su éxito y de continuar unidos después de más de 50 años no es otro que su amistad. Los argentinos han confesado que “gracias al psicoanálisis” se lo pasan bien juntos, y que continúan con las mismas ganas de trabajar en equipo.

“Gracias por este premio, prestigioso, importantísimo en el mundo entero. Gracias al jurado, que nos ha elegido entre nominados de tanto valor y trayectoria, y a los que han propuesto nuestra candidatura. Esperamos estar a la altura de la distinción que nos otorgan”. Con estas palabras concluían el comunicado de agradecimiento por su último reconocimiento, un premio que se suma a los muchos que ya acumulan en su larga y divertida trayectoria.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!