Sociedad

La boda de Lluc y Tito en el Monasterio de Lupiana

La pareja se casó durante una emotiva ceremonia que fue oficiada por la mejor amiga de la novia

Más sobre:

Tito y Lluc posan, muy felices, tras su boda.
©Ramón Redondo/ El Marco Rojo

"Creo que no hay nada más bonito que sea tu mejor amiga quien te case porque consiguió que fuera todo especial y emotivo", cuenta Lluc Gómez, refiriéndose a su amiga Teresa, quien ofició la ceremonia civil en la que se dio el 'sí, quiero' con su novio, Alberto G., Tito. 

Lluc y Tito se casaron el 15 de septiembre del año pasado, después de siete años juntos. La pareja se conoció gracias a que el mejor amigo de Tito e Irene, amiga de Lluc, estaban saliendo, así que coincidieron en muchas salidas. Sin embargo, hubo de pasar un tiempo hasta que surgió el amor entre ellos. "Fue un fin de semana en las bodegas de mi amiga Myriam en Roa, Burgos, donde surgió todo. Era un viaje que habíamos planeado el grupo de amigos, y Tito se apuntó en el último momento. Y fue ahí donde empezó todo", detalla Lluc.

En una escapada a Salardú, un pequeño pueblo del Valle de Arán, Tito le pidió a Lluc que se casase con él. "Se convirtió en algo precioso y muy especial porque días después Naia, nuestra perrita, se puso malita y nos dejó... Siempre que miro el anillo o que recordamos ese momento, nos queda que ese día estaba con nosotros".

El lugar escogido para celebrar la boda fue un espacio histórico, el Monasterio de Lupiana, en Guadalajara, cuyos orígenes se remontan al siglo XIV. Allí, los recién casados vivieron "miles de momentos especiales", aunque Lluc reconoce que para ella todo empezó incluso antes del enlace. Cuando llegaron Álex y Rubén, sus peluqueros de siempre. "Estuvimos con ellos y mi hermana, riéndonos toda la mañana, luego brindamos con el champagne que sacó mi padre", comenta.

Aun así, destaca los discursos emotivos que se dieron en la ceremonia, como los de su padre y el de la hermana de Tito, las divertidas palabras que les dedicaron su hermana y su amiga Clara, y la dedicatoria más original, la de su amiga Cristina. Cristina, que hizo su discurso como si fuera un poema.

La hermana de Lluc dejó también a los invitados boquiabiertos con un vídeo que preparó, en el que todos los amigos de Lluc y Tito les transmitían un mensaje. "Fue súper divertido, una sorpresa, porque había vídeos de gente que vive al otro lado del mundo y que no pudo venir". De esta manera, todos ellos estuvieron también muy presentes en este día tan especial para la pareja.

 

¿Te gustaría compartir tu boda con nosotros? Aquí puedes hacerlo.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!