Sociedad

La mágica boda de Lucía y David en Segovia

Después de cuatro años juntos, se dieron el 'sí, quiero' en 'La Estación' de la ciudad

Más sobre:

David y Lucía celebraron su mágica boda, rodeados de todos sus seres queridos.
©The Creative Shot

El 14 de junio del 2014, después de un concierto, Lucía Jordán salió a tomar algo con sus amigas a un bar del barrio madrileño de Manuel Becerra. El mismo lugar al que habían ido David Sánchez y sus amigos. Pero este encuentro no fue fruto de la casualidad. Ambos grupos tenían amigos en común, por lo que decidieron juntarse en aquel bar... y el plan fue todo un éxito porque a partir de ese día, David y Lucía comenzaron a hablar a diario, y así surgió el amor entre ellos.

Con motivo de su 30º cumpleaños, Lucía decidió organizar una gran fiesta. "Según iba recibiendo regalos, David insistió en que el suyo fuese el último", explica la 'cumpleañera', que, finalmente, descubrió la sorpresa que le había preparado su novio. Un cuaderno en el que aparecían varios viajes a elegir por Europa, y al llegar a la última página, descubrió la proposición que le cambiaría la vida: '¿Nos casamos?'. David le estaba pidiendo matrimonio.

El 8 de septiembre del año pasado, Lucía y David se daban el 'sí, quiero' en una emotiva ceremonia celebrada en 'La Estación' de Segovia. El estilo industrial de este espacio les enamoró desde el primer instante, convenciéndoles de que este sitio era idóneo para celebrar su boda. Una ceremonia que contó con una música de lo más original.

Lucía llegó al acto al son de No puedo quitar mis ojos de ti, de Alba Molina, mientras que la divertida versión del grupo 'Los niños mutantes' de la canción Como yo te amo puso el broche de oro a su enlace. 

Para la ocasión, la novia escogió un vestido de Impúribus, que acompañó de un tocado confeccionado por 'Luka Moon', un anillo con cristal en tono turquesa que le prestó su madre, y una pulsera de oro de su abuela. Su ramo, que combinaba a la perfección con su vestido y fue elaborado por 'Margarita se llama mi amor', se lo entregó a su mejor amiga. Y tal y como explica la propia Lucía, ésta no se lo esperaba en absoluto: "En el momento del postre, le entregué el ramo. Sonaba de fondo Por mi tripa de Pereza. Guardé el secreto hasta ese mismo momento y fue mágico".

Un instante con tanta magia como toda la ceremonia. Los recién casados apuntan que "de principio a fin fue un fin de semana divertido. Desde el viernes, nos juntamos los más allegados en las casas rurales adyacentes a La Estación. Cenamos todos juntos el viernes previo a la boda, y ahí comenzó la fiesta. El domingo, tras la boda, también encargamos una paella para todos".

 

Bautizos, cumpleaños, bodas... ¿te animas a compartir con nosotros tu evento más especial? Aquí puedes hacerlo.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!