Sociedad

De París a Valencia: la romántica historia de Patricia y Chema

La pareja se casó en el municipio valenciano de Picaña, pero la capital francesa siempre será un lugar muy especial para ellos

Más sobre:

Los recién casados se miran, muy enamorados.
©Estudio Fandi

El verano de 2011, Patricia Sáez y Chema Garrigues se conocieron en las fiestas de su ciudad, Torrent, en Valencia. Sin embargo, no fue hasta tres años más tarde, en el verano de 2014, que volvieron a reencontrarse. Por aquel entonces, Chema vivía en París, donde estudiaba un máster en la Universidad de la Sorbona, pero los miles de kilómetros que les separaban no fueron un impedimento para que comenzasen su relación.

"Supongo que el hecho de empezar la relación en París lo hizo todo más especial", explica Patricia, que confiesa que, cada vez que podía, "se escapaba a verle", y en cuanto Chema regresó a Valencia, se fueron a vivir juntos. 

Aun así, la ciudad del amor y de la luz, París, siempre sería 'su ciudad'. En enero de 2016, Chema regresó a la capital francesa para graduarse, y Patricia no quiso perder la oportunidad de acompañarle en su viaje. Una noche, Chema reservó una mesa en el restaurante 'Le ciel de París' para cenar con Patricia, y a las 12 de la noche, mientras se iluminaba la Torre Eiffel, dejó encima de la mesa una cajita. Las palabras sobraban en aquel momento. Patricia se echó a llorar de la emoción, y aceptó la propuesta de matrimonio.

El 22 de abril de 2017, la pareja se daba el 'sí, quiero' en Villa Delia, en el municipio valenciano de Picaña. Una ceremonia oficiada por el alcalde de Torrent, Jesús Ros, y que contó con una música con mucho significado para ellos, repleta de "sus canciones más especiales", en palabras de la novia.

Patricia llegó al altar acompañada de su madre, Alicia, y vestida con un modelo de 'Blanco de Novia', que acompañó de un tocado de Maite Cárdenas. 

En este lugar -Villa Delia-, rodeado de naranjos, los recién casados celebraron, arropados por sus familiares y amigos, tanto su boda como la posterior fiesta. De hecho, para Chema y Patricia, el poder estar junto a todos ellos, en la fiesta y el cocktail, fue el momento más divertido.

"Nuestros amigos y familiares proyectaron un vídeo que nos habían preparado, y nos reímos mucho también con el photocall de piezas de tamaño natural", recuerda Patricia, que en aquel día tan importante para ella, quiso tener un detalle con sus amigas más cercanas y su madre, a las que regaló una pulsera de flores naturales.

Y aunque a sus hermanas, les dieron "unas láminas de Acuarela Duck y unos ramos de flores silvestres", su codiciado ramo se lo entregó a su gran amiga Nuria, quien, además, dedicó unas palabras a los novios.

Por último, Patricia destaca los votos de su ya marido, Chema, como el instante más bonito de la boda. "Nos dejó a todos con la boca abierta de lo bonitos que fueron. Lloré yo, y lloraron muchos más". 

 

Bautizos, cumpleaños, bodas... ¿te animas a compartir con nosotros tu evento más especial? Aquí puedes hacerlo.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!