Sociedad

Yamila y José: una bonita casualidad que terminó en una 'boda de cuento'

La pareja pasó por el altar un 23 de diciembre, el día antes de Navidad, en Argentina

Más sobre:

El destino quiso unir a la pareja, que se conoció gracias a una llamada equivocada. Desde entonces, no se volvieron a separar. 
©Gabriel Purziani

El destino existe, y si no, que se lo pregunten a Yamila Nicolás y José María Ducloux. Bastó marcar un número equivocado para que los caminos de los dos protagonistas de esta historia se cruzasen. Dos argentinos de ciudades distintas -él es de Jujuy, y ella de Córdoba-, y cuyos orígenes se hallan en países también muy diferentes -él es de ascendencia suiza-francesa y ella, árabe-.

Desde aquel primer contacto, se escribieron durante un mes hasta que, por fin, se conocieron en persona... y así, surgió el amor.

Un 14 de febrero, día de los enamorados, José le pedía matrimonio a su novia, y tiempo después, el 23 de diciembre de 2017, tras una década de relación, la pareja se daba el 'sí, quiero' en la Catedral de San Jorge, en Argentina. Una boda que fue oficiada por el monseñor Ibrahim Salameh en uno de los ritos más antiguos, el greco-melquita.

Sonaban violines y el Ave María cuando José vio entrar desde el altar a su futura esposa vestida de blanco, acompañada por su padre y su hermana. Un modelo de Naeem Kahn, adornado con cristales de Swarovsky y de estilo oriental, que reflejaba la personalidad de Yamila.

Para la novia, ese momento de llegada a la catedral fue, sin duda, el más emotivo de aquel día inolvidable: "lo miré a él y el resto se desvaneció’.

Después de pasar por el altar en una ceremonia mágica, los recién casados se dirigieron al banquete, en el Salón Avril, donde ellos y sus invitados fueron recibidos con una danza oriental y una recepción compuesta por carnes, sushi, paella y quesos.

A la exquisita decoración floral del espacio, se unió la luz de la luna, que, según nos cuenta Yamila, aquella noche "brillaba como nunca".

Tampoco faltaron las sorpresas, como  el discurso que pronunció el hermano de la novia, y en el que recordó algunas anécdotas de su infancia, mostrándole, de esta manera, todo su afecto a su hermana. Unas palabras que emocionaron a Yamila.

Ni José ni Yamila podrán olvidar esta noche de ensueño, en la que celebraron que ya eran 'marido y mujer'. "Me casé con el amor de mi vida en una boda de cuento", explica, feliz, Yamila.

 

Bautizos, cumpleaños, bodas... ¿te animas a compartir con nosotros tu evento más especial? Aquí puedes hacerlo.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!