Sociedad

Bea y José: el ‘sí, quiero’ de un amor de la infancia

Una relación de toda la vida que se consolidó con un ‘sí, quiero’ el pasado 8 de septiembre en una preciosa boda militar en Madrid

Más sobre:

Bea y José llevan juntos desde que se conocieron, con 15 y 16 años respectivamente. Tras toda una vida juntos, la pareja se dio el 'sí, quiero' en una boda militar en Madrid el pasado 8 de septiembre.
©Bombaai

Novios desde la infancia, el destino unió a José Sastre Martínez y a Bea Martínez González con tan solo 15 años. Una relación de toda la vida que se consolidó con una pedida en casa de Bea, al aire libre y con muchas, muchas flores.

El 8 de septiembre se daban el ‘sí, quiero’ en una ceremonia religiosa en la Parroquia de Santa Bárbara. Por tradición familiar, los hermanos y abuelos de los novios fueron testigos y, como ambos son familia numerosa (ella tiene 8 hermanos y él 7), les acompañaron nada más y nada menos que más de 15 de testigos a cada uno. Bea se emocionó al ver a los testigos del novio esperándola en la puerta antes del enlace. ‘Fue uno de los momentos más bonitos sin duda. Estaba acabando y empezando una etapa con ellos’.

Aunque el papel más especial lo jugaría el padre de la novia, que acompañaría a su hija, vestida de blanco, hasta el altar.

Bea estaba resplandeciente el día de su boda con vestido firmado por David Christian. Un diseño sencillo ablusado, con detalles bordados y un volante en el escote de la espalda. Llevaba el pelo recogido y un precioso velo de puntillas. Sus zapatos, la decisión más acertada: unas cómodas alpargatas de Pitusas.

Así, la novia llegó a la cena junto a su esposo al compás de Levels, poniendo a todos los invitados a bailar.

El banquete fue en la Finca El Albero. Gracias a la ayuda de las amigas de la novia, el lugar se convirtió en un escenario de ensueño. El sitio se inundó hortensias, como guiño a Viveiro (Lugo), donde veranea Bea. También se encargaron de construir un original photocall donde capturar los mejores momentos del día, hecho a base de antiguas cajas y atrezo casero: libros y jarrones de la casa de la novia. Las mesas llevaban nombres de restaurantes que solía frecuentar la pareja cuando eran novios.

Una original boda llena de detalles en la que no faltaron las sorpresas. Entre ellas, el baile de los amigos de Josito, que interpretaron una canción de la película favorita del novio: El Gran Showman.

Y dicen que de una boda sale otra, por eso los recién casados no se lo pensaron dos veces a la hora de animar a todas 'aquellas parejas de amigos que tienen que ir pensando en hincar la rodilla', en palabras de Bea. A ellos les obsequiaron con ‘La Guía para dar el Gran Paso’. 

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!