Sociedad

La boda de Nieves y Fernando en un cortijo andaluz

La pareja pasó por el altar el 13 de julio del año pasado en Granada, después de 13 años de relación

Más sobre:

Nieves y Fernando se conocieron siendo dos adolescentes, y desde aquel momento, no han vuelto a separarse.
©Alejandro Onieva

Nieves García y Fernando Gómez llevan juntos media vida. Sus caminos se cruzaron siendo adolescentes, con apenas 16 años. Y aunque fue un hermano de Fernando quien les presentó, estaba claro que lo suyo era cosa del destino, ya que sus colegios estaban uno al lado del otro. Desde aquel momento, nos cuenta Nieves, se hicieron inseparables.

El 27 de marzo de 2017, la pareja realizó un viaje a Roma. En este escenario idílico, mientras paseaban y disfrutaban del atardecer desde el Puente Palatino de la ciudad eterna, Fernando se arrodilló ante Nieves y le preguntó si quería casarse con él. "Estuvimos varios días en una nube, sin poder contarle nada a nadie porque queríamos hacerlo en persona. Me moría de ganas de llamar a mis padres y amigos, pero tuve que aguantar una semana hasta volver a Granada", explica. 

Lo que resultó sorprendente fácil para la novia fue la búsqueda de su vestido de ensueño. Todo un amor a primera vista. "Curiosamente, el modelo Drabea de la firma Pronovias fue el primero que me probé, y al mirarme al espejo supe que era el mío. Me enamoró su escote halter con aplicaciones de pedrería y las sisas prounciadas, que le daban un toque moderno. Era sencillo, pero a la vez, especial".

Nieves tampoco dudó en sus accesorios. Sabía que no llevaría velo, tan sólo dos complementos: unos pendientes aguamarina tipo lágrima y una sortija de topacio azul que heredó de su abuela paterna

Y luciendo este modelo perfecto, Nieves se dio el 'sí, quiero' con Fernando el 13 de julio del año pasado. Una ceremonia civil que tuvo lugar en el Cortijo de Enmedio, y que fue oficiada por una persona muy especial para el novio, José, su hermano mellizo

Su otro hermano, Javier, y el hermano de Nieves, Dani, también jugaron un importante papel en la boda, dedicando a los recién casados unas emotivas e inolvidables palabras. "Mi hermano incluso nos compuso una poesía", apunta Nieves. 

Tras el acto, llegó el banquete, celebrado también en este histórico espacio -construido en el siglo XIX-, en plena Vega de Granada. Un lugar de estilo rústico, cuyos jardines conquistaron a los protagonistas de este día, y que fue decorado con flores blancas y azules, a juego con los zapatos y el ramo de la novia -compuesto por rosas blancas con toques azules-.

Allí, celebraron, junto a sus seres queridos, este día tan especial, que estuvo repleto de momentos inolvidables, como la entrega de los ramos de flores a las abuelas

A pesar de que el 13 es considerado por muchos como un número que trae mala suerte, Nieves confiesa que para ella es todo lo contrario: "es mi número de la suerte". Y no sólo porque ella naciese un día 13, sino porque se casaron un 13 de julio después de estar juntos 13 años.

 

 

Tú haces la sección de Sociedad. Si quieres compartir tu fiesta con nosotros, aquí puedes hacerlo.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!