Sociedad

Julián Porras, nombrado ‘Caballero de Mérito’ del Cuerpo de la Nobleza del Principado de Asturias

Recibió esta distinción de manos del Duque de Sevilla, padre de su esposa, Olivia de Borbón, y Consejero Magistral de esta institución.

En familia: Julián Porras, a la izquierda, ingresó en el Cuerpo de la Nobleza del Principado de Asturias, acompañado de su mujer, Olivia de Borbón. Olivia es la hija mayor del Duque de Sevilla, en el centro de la imagen, quien ocupa el cargo de Consejero Magistral del Cuerpo.

El Cuerpo de la Nobleza del Principado de Asturias dio la bienvenida a sus nuevos Caballeros y Damas en una solemne ceremonia, que tuvo lugar el pasado sábado en la iglesia San Isidoro el Real de Oviedo.

Su Consejero Magistral, el Duque de Sevilla, Francisco de Borbón, fue el encargado de entregar las medallas corporativas a los nuevos miembros, entre los que se encontraba una persona muy especial: Julián Porras, el marido de su hija mayor, Olivia de Borbón.

Julián pasaba así a formar parte de esta institución en la que su mujer, Olivia, ingresó como Dama hace tres años.

Olivia no quiso perder la ocasión de acompañar a su esposo, quien se mostró orgulloso de poder compartir con su familia este nuevo título de ‘Caballero de Mérito’en este importante y simbólico acto.

Además de Julián, se dieron allí cita numerosas personalidades que también ingresaban en el Cuerpo de la Nobleza del Principado de Asturias: Álvaro Marañón y Bertrán de Lis, Conde de Retamoso, Álvaro de Marichalar y Sáenz de Tejada, Ángel de Bueres, Ignacio Miguel Castrillón y Fernández, Luis Mariano de los Santos y Martínez, Juan Manuel Quintana y Zuazúa, Cio Cesar Tourinho Marques, Vizconde de Tourinho, Estefanía López de Mántaras y Sánchez, María de la Cruz Rodríguez de Villar y Fernández, Paula de Vildósola-Gamboa y Miró, Inés de Grado y Chastenet de Géry, y Patricia Alcaraz y Granados.

Tras la misa oficiada por el reverendo José Luis Alonso Tuñón, Olivia y Julián se dirigieron, junto al resto de invitados, al Real Club de Tenis, donde se ofreció una cena de gala.

Fue entonces cuando el Duque de Sevilla concedió los tres premios anuales del Cuerpo: ‘Conde de Latores’ a la labor humanitaria, ‘Carreño-Miranda’ a la labor en las artes y ‘Trelles-Villademoros’ a la labor cultural. Unos galardones que recayeron en el 801 Escuadrón SAR, el Museo Guggenheim de Bilbao, y el Centro Superior de Estudios de Defensa Nacional, respectivamente.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!