Sociedad

La boda de Amaia y Mikel en el castillo de Arteaga

La pareja se dio el ‘sí, quiero’ en este histórico espacio, también conocido como el castillo de la emperatriz Eugenia de Montijo.

Más sobre:

Mikel y Amaia, abrazándose ya como 'marido y mujer'.
©Días de vino y rosas

Amaia González y Mikel Pradera son dos bilbaínos que vivían a tan sólo un paso, pero se conocieron en un bar de su ciudad hace siete años.

Con motivo del 25º cumpleaños de Amaia, la pareja decidió celebrarlo con un viaje a París, iniciando así una peculiar tradición: cada año festejarían esta especial fecha en un lugar distinto. Cuando llegó su 30º cumpleaños, el destino elegido fue, de nuevo, la capital francesa.

Sin embargo, lo que Amaia no imaginaba era que el propósito de este viaje no iba a ser festejar su cumpleaños… sino pedirle matrimonio. Y es que Mikel aprovechó su estancia en la ciudad del amor para declararse a su novia.

El pasado 17 de marzo, Amaia y Mikel pasaban por el altar en una romántica ceremonia que tuvo lugar en un espacio histórico, el castillo de Arteaga, también conocido como el castillo de la emperatriz Eugenia de Montijo. La mujer del emperador Napoleón III decidió recuperar este castillo medieval como agradecimiento al pueblo de Vizcaya por haber nombrado a su hijo, Eugenio Bonaparte, ‘vizcaíno de origen’.

En este marco de excepción, los recién casados reunieron a familiares y amigos con los que compartieron grandes momentos. Uno de los más destacados fue el discurso que el padre de Mikel, José Alberto Pradera, dedicó a su hijo y su mujer. Unas palabras que lograron emocionar a todos los invitados.

La sobrina de Mikel, Noa, regaló a sus tíos un dibujo de ambos, que tiempo más tarde los novios colgarían en una de las paredes de su nuevo hogar.

Para su gran día, Amaia escogió un wrap dress de la diseñadora Carmen Soto, que acompañó con un espectacular cuello de zorro blanco para protegerse del frío. El enorme ramo, en tonos verdes y rosados, lo confió a Flores Elorz.

Tanto Mikel como Amaia querían que su boda se celebrase en invierno, así que marzo se antojó como el mes ideal para darse el ‘sí, quiero’ y disfrutar, junto a sus seres queridos, de que ya eran 'marido y mujer'.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!