Sociedad

Nuria y Felipe, un amor a la escocesa

Se conocieron en Salamanca, pero Escocia fue el lugar donde Felipe pidió a Nuria matrimonio y, al ritmo de una canción patriótica de esta nación, entraron en el Palacio de Figueroa, que fue testigo de su emotiva boda.

Más sobre:

Nuria y Felipe pasean, ya como marido y mujer, por las calles de Salamanca, la ciudad que fue testigo de su amor y, años después, de su boda.
©Javier Arroyo

Felipe Mansilla decidió, hace unos años, visitar a unos amigos que tenía en Salamanca, con motivo de las ferias que se celebraban en esta región. Y el destino quiso que fuese allí donde conociese a Nuria Marcos, una joven salmantina con la que compartía algo más que unos amigos en común: su afición al mundo taurino.

Tras el encuentro, Felipe y Nuria no pudieron evitar enamorarse el uno del otro y pronto comenzaron su noviazgo.

Consciente de que una de las grandes ilusiones de Felipe era viajar a la tierra por la que luchó el personaje histórico al que Mel Gibson dio vida en la famosa película ‘Braveheart’, William Wallace (un soldado escocés símbolo de la resistencia frente a los ingleses), Nuria le regaló, por su aniversario, un billete con destino a Escocia. Con lo que ella no contaba era que, al visitar el mismo puente donde tuvo lugar la batalla de Stirling, en la que Wallace venció a los invasores ingleses, su pareja le pediría matrimonio. Sin poder contener la alegría, Nuria comenzó a dar saltos y gritos de emoción: no podía creérselo.

El pasado 7 de octubre Felipe y Nuria se dieron el ‘sí quiero’ en la Clerecía de Salamanca, sede de la Universidad Pontificia de esta provincia en la que la propia Nuria y su compañero David Jiménez, el sacerdote que ofició la ceremonia, cursaron sus estudios.

Con la voz de la soprano Sofía Lin de fondo, la novia se dirigió al altar luciendo un vestido y un velo de Pronovias, mientras que su ya actual marido se decantó por un traje que combinó con dos chaqués diferentes: uno para la ceremonia religiosa y otro para la fiesta posterior, hecho a medida por PUGIL Store &Fabric.

El Palacio de Figueroa, un majestuoso edificio situado en plena Plaza Mayor de Salamanca que data del siglo XVI, sirvió de escenario para festejar este enlace en el que los novios hicieron su entrada, como no podía ser de otra forma, al ritmo de la patriótica canción escocesa ‘Scotland the Brave’ (en homenaje a su pedida de mano).

Entre los conmovedores momentos que dejó la boda, destacaron la entrega de una enorme tarta de chuches a Felipe, puesto que ese mismo día era su cumpleaños o la canción de Manuel Carrasco que los recién casados entonaron, en sustitución del tradicional baile nupcial.

Tu evento también puede aparecer en el espacio online más exclusivo

Compártelo con nosotros

Si consideras que este contenido no está autorizado o es inapropiado y quieres denunciarlo, por favor, mándanos un mail a sociedad@hola.com

Bases legales de la sección Sociedad de ¡HOLA!