cuidar-dientes-navidad-brackets

¿Dientes sanos, brackets limpios y Navidad? Un trío compatible si cuidas la higiene

La Navidad no es la mejor época para tus dientes. Las comidas copiosas acompañadas de alcohol y los postres navideños los dañan. Si quieres protegerlos, sigue estos consejos. Serán tus aliados para lucir una sonrisa blanca y sana estas fiestas.

by hola.com

¿Has pensando cómo afectará la Navidad a tus dientes? Si no extremas el cuidado, mal. De hecho, las caries suelen aumentar hasta un 30% después de estas fechas. Y es que es las comidas y cenas fuera de casa, los excesos y sobre todo un mayor consumo de azúcar y alcohol puede perjudicar la salud bucodental. Si llevas, brackets ortodoncia, una mayor higiene será tu mejor defensa. El doctor Juan Carlos Pérez Varela, presidente de la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO), te explica cuáles son las conductas de más riesgo y qué debes hacer para proteger tu dentadura. 

Come de todo, pero ojo con el azúcar: no tienes que renunciar al dulce. Además, sabemos que es imposible evitarlo en estas fechas. Pero extrema la higiene. Lleva siempre un cepillo de dientes, además del cepillo interdental para eliminar los restos que se quedan atrapados y/o seda dental específica para brackets. Termina la limpieza con un colutorio de flúor, para impedir que se forme placa bacteriana, y la cera dental para evitar rozaduras. 

Completa con un irrigador: siempre que te sea posible, completa la higiene con este aparato porque pueden quedar restos de comida incrustados entre los brackets y los arcos. Estos restos pueden provocar acumulación de bacterias, mal aliento, inflamación y dolor. El irrigador es un complemento ideal para limpiar en profundidad la cavidad oral. 

Mastica una manzana: si te has olvidado tu kit dental, puedes masticar una manzana (cortada a trocitos) porque su efecto arrastre te ayuda a limpiar. No tomes chicle o cosas pegajosas porque pueden engancharse. 

Si tomas turrón duro, cuidado: los aparatos de última generación son muy resistentes y, probablemente, no tengas ningún problema. Mastícalo despacio y, si es posible, decántate por turrones más blandos u otro tipo de dulces que no fuercen tu dentadura, por ejemplo polvorones y mazapanes. 

Utiliza pinzas para partir el marisco: no lo hagas con los dientes ya que los elementos duros pueden dañar el esmalte y astillar o fracturar las piezas dentales. 

El picoteo provoca caries: si estás todo el día comiendo, la acidez de tu boca baja y se convierte en el medio ideal para que las bacterias proliferen y acabe produciéndose una caries. Es mejor que sigas realizando las cinco comidas que acostumbras a realizar y mantengas una buena higiene tras ellas. 

Ojo con los zumos o las bebidas carbonatadas: contienen azúcar y ácidos que pueden desgastar el esmalte. Esto provoca una mayor sensibilidad y facilita el trabajo de las bacterias, por lo que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades bucodentales. 

Haz un lista de ortodoncistas de urgencia: si vas a salir fuera de tu ciudad, conviene que tengas a mano el teléfono de algún ortodoncista por si tienes algún problema con los aparatos. 

Si tienes un percance, calma: si se rompe, lo mejor es que lo saques con cuidado y lo lleves al ortodoncista cuando te pueda atender. Si se rompe un arco, puedes poner una bolita de cera en este para que no dañe las encías. También puedes cortar el trocito de alambre que se ha soltado con un cortauñas.   

VER GALERÍA

¿Qué alimentos elijo?

A la hora de preparar tu menú navideño o eligir entre unos platos u otros si sales a comer fuera, ten en cuenta que algunos alimentos son buenos para la salud de tus dientes. Otros en cambio, la perjudican. 

Por ejemplo, las frutas como la manzana o la pera, tanto como tentempié como elección para el postre, son muy recomendables para cuidar los dientes y encías, incluso si llevas aparato. Las verduras son igualmente muy saludables como plato principal o como acompañante ya que favorecen la masticación y la salivación, que ayuda a neutralizar y evita la acumulación de bacterias.

Las legumbres, por su parte, no muy típicas en los platos navideños, pero muy saludables y más en esta época del año, contienen vitamina B beneficiosa para prevenir la glositis (inflamación de la lengua), la estomatitis angular (grietas en la zona bucal) o la queilosis labial (fisuras en los labios). 

Si vas a elegir pescado, decántate por el azul ya que su omega 3 porque tiene múltiples beneficos en la salud y porque ayuda a combatir las infecciones bucales. Las carnes de temporada como el corzo, el jabalí, la liebre o las perdices también contienen vitaminas del grupo B, en concreto B12 y fósforo, necesario para la formación y mantenimiento de huesos, dientes y encías. Sin embargo, son muy duras de masticar, por lo que puedes tener alguna dificultad si llevas brackets

Evita las comidas muy calientes, porque dañan el esmalte. Modérate con bebidas como el vino o el café, porque tiñen los dientes. Por su parte, frutas y verduras como la granada, los arándanos o la remolacha también pueden teñirlos pero son alimentos muy beneficiosos para tu organismo con lo que no conviene evitarlos, simplemente, extremar la higiene tras su consumo. 

Más sobre: