acne-de-Kendall-Jenner-kardashians-3

El acné de Kendall Jenner y otros problemas que pueden afectar a tu piel

Seguro que a estas alturas estarás harta de leer sobre el acné de Kendall Jenner. Pero conviene saber que la piel del rostro puede verse afectada por éste y otros problemas que, generalmente, no son graves, aunque sí molestos y pueden condicionar tu vida, como a la pequeña del clan Kardashian. Sin embargo, hay otros problemas que sí son serios. Lo mejor, chequea tu piel al menos una vez al mes.

by hola.com

La miembro del clan Kardashian, Kendall Jenner, apareció en la ceremonia de los Globos de Oro con un brote de acné, un problema que sufre desde pequeña y que le ha provocado mucho sufrimiento. Aunque con maquillaje se disimula, lo cierto es que a nadie le pasó desapercibido, ya que el rostro es nuestra carta de presentación.

La piel del cutis es propensa a padecer enfermedades originadas tanto por causas externas como internas. Aunque estos desórdenes rara vez ponen en peligro la vida, son molestos y pueden provocar respuestas de estrés psicológico y deteriorar la calidad de vida de las personas. Afortunadamente, los especialistas cuentan con tratamientos muy eficaces para paliar sus efectos. Así, es necesario ponerse en manos de un dermatólogo y nunca automedicarse. Te explicamos cuáles son las afecciones más frecuentes de la piel del rostro, como la que sufre Kendall Jenner, y del resto del cuerpo:

Acné

Se trata de una enfermedad inflamatoria que afecta al conducto folicular del pelo y la glándula sebácea asociada. Se manifiesta principalmente en las áreas con mayor secreción de sebo como la cara, el cuello, el pecho, la espalda y los hombros. La causa de la aparición del acné es fundamentalmente un exceso de grasa estimulada normalmente por los cambios hormonales que se dan en la pubertad o durante la menstruación.

Es la dolencia de la piel más frecuente entre la población y el trastorno más común entre los adolescentes, aunque se están describiendo casos de mujeres mayores de 30 años con procesos acneicos (acné adulto). El estrés, que es probablemente lo que se lo ha causado a Kendall Jenner, la mala alimentación o el uso de productos inadecuados podrían ser los responsables. Afecta por igual a hombres y mujeres, pero suele ser más intenso en los varones y más prolongado entre el colectivo femenino. El acné, generalmente, no se puede prevenir, pero sí se puede evitar que se acentúe, por ejemplo, con productos de higiene adecuados, dieta sana y manteniendo a raya el estrés.

Por otro lado, existen líneas de tratamiento muy eficaces. Si las lesiones se infectan se pueden prescribir antibióticos tales como la doxiciclina o la clindamicina. También se usan antibióticos tópicos como la clindamicina o la eritromicina aplicados en la zona afectada. Por su parte, la vitamina sintética isotretinoína (derivado de la vitamina A) está demostrando ser muy beneficiosa en el tratamiento del acné intenso y para regular la secreción de la glánduala sebácea. "Existen otros procedimientos como el peeling profesional con activos para regular la secreción de la glándula sebácea y secar el acné asi como desinfectar; la dermoabrasión o la extracción de los quistes", explica la doctora Adriana Ribé, dermopatóloga y directora médica de Ribé Clinic, en Barcelona. "Por otro lado, también se utiliza la luz médica láser LEDS de color azul para actuar en las bacterias del acné, y la amarilla para desinflamar", añade. Es el dermatólogo el que aconsejará el tratamiento más adecuado para cada caso.

Dermatitis atópica

Se conoce comúnmente como eccema. La causa de su aparición suele ser genética, aunque también puede deberse a algún factor alérgico como cuadros de rinitis o asma (triada atópica). "Se manifiesta con áreas rojas que se pueden descamar y, al rascarse, la piel se inflama y enrojece. En primer lugar, es muy importante el control y mantenimiento de los brotes", recuerda la doctora Ribé. El tratamiento suele depender de éstos y de su frecuencia. Deben utilizarse cremas aptas para pieles atópicas, no exponerse a agua muy caliente, sino templada, usar ropa de algodón y evitar los alérgenos en el hogar. Si esto no es suficiente y el cuadro empeora, se usarán tratamientos específicos inhibidores tópicos de la calcineurina y corticoides también de uso tópico. 

Dermatitis seborreica 

Se trata de una inflamación de las capas superficiales de la piel; provoca enrojecimiento, descamación y picazón. "Es típica de las zonas de alrededor de la nariz y de las cejas, principalmente", matiza la dermatóloga. Es crónica y se manifiesta por brotes. No se trata de un trastorno grave, pero sí con implicaciones estéticas que pueden mermar la calidad de vida del que la sufre, puesto que aparece en zonas muy visibles. La suelen padecer personas con la piel o el cabello grasos. Por ello, es preciso conocer nuestro tipo de piel para evitar utilizar productos cosméticos que la agraven. En ocasiones, puede ser necesario el uso de lociones de uso tópico con corticoesteroides para su tratamiento.

Dermatitis de contacto

Se trata de una inflamación cutánea provocada por el contacto con un agente irritante o que a un individuo determinado le provoca alergia. Los agentes más frecuentes son algunos jabones, cosméticos, perfumes, medicamentos o metales como el niquel. Suele manifestarse con picazón, enrojecimiento, inflamación y erupciones cutáneas en la zona expuesta. En ocasiones, la forma más eficaz de tratar la dermatitis de contacto es no hacer nada ni aplicar ningún producto en la zona afectada. Sin embargo, sí es preciso lavar con abundante agua para eliminar cualquier resto que pudiera provocar mayor irritación y, si la inflamación no cesa, utilizar corticoesteroideos de uso tópico.

Rosácea

Se caracteriza por rojeces en la piel, granos y rotura de los vasos sanguíneos. Se manifiesta en edades comprendidas entre los 30 y los 40 años y suele afectar con mayor intensidad a personas con la tez clara. Al principio, la rosácea tiñe levemente la piel facial de las mejillas y la nariz. Posteriormente, el enrojecimiento de la nariz persiste y aparece una leve hinchazón que se extiende al resto de la cara. El alcohol, la cafeína y los alimentos ricos en especias dilatan los vasos sanguíneos y la acentúan. El tratamiento es farmacológico tópico con metronidazol, antibióticos o istretinoina, el mismo que se usa para el acné. "También se usa el láser vascular para tratar el enrojecimiento y eliminar los capilares rotos (telangiectasias) y el láser LD amarillo para disminuir la inflamación", señala.

VER GALERÍA

Piel seca

Suele caracterizarse por una irritación y comezón que empeora durante el invierno. Los baños demasiado calientes y frecuentes también pueden acentuarla. Para mantenerla en mejor estado y que no empeore, basta con con evitar jabones o perfumes fuertes; no rascarse, puesto que podría favorecer la aparición de infecciones, y utilizar cremas y lociones hidratantes y relipidizantes (nutren y calman) para mantenerla siempre humectada.

Queratosis

Se trata de cualquier lesión en la piel en la que el epitelio aparece engrosado y áspero. Existen varios tipos de queratosis. Por ejemplo, la queratosis pilaris (granitos en los brazos) que sufre Maissie Williams. También está la queratosis actínica o solar, relacionada con la exposición de la piel al sol y que podría tratarse de una lesión precancerosa. Por ello queremos insistir: toma al sol con precaución, usa fotoprotector y ve al dermatólogo si tienes dudas. 

Lunar

Un lunar es un pequeño tumor benigno que aparece porque un tipo de células névicas de la piel crecen y se juntan. Pueden aparecer desde el nacimiento aunque lo más común es que surjan con la edad. En general, un lunar no es un motivo de preocupación. Sin embargo, sí es conveniente que se revise periódicamente por el dermatólogo para observar si hay cambios en el color, bordes (si son asimétricos) y tamaño. En el caso de que haya variado su aspecto y si el especialista lo considera necesario, te recomendará que te lo quites para analizarlo. 

Cáncer de piel

Existen "diversos tipos de cáncer de piel y los más frecuentes son de células basales, escamosas o melanoma", explica la experta. El primero es el más habitual y se manifiesta como una mancha nacarada, blanca o rosa pálido. Tiene un crecimiento muy lento y, detectado a tiempo, es curable. El cáncer de piel de células escamosas también tiene buen pronóstico si se detecta y se quita a tiempo. Puede aparecer como un bulto rojo. Por último, el melanoma es el cáncer de piel más peligroso debido a su crecimiento rápido y posibilidad de metástasis. En cambio, si se detecta y se extirpa rápidamente, la probabilidad de curación es también muy alta. Puede aparecer de un lunar existente o de uno nuevo. De ahí que los dermatólogos insistan en realizarse autochequeos al menos una vez al mes. 

Más sobre: