principes-suecia

Tras reconocer el acoso sufrido, Sofia de Suecia se alía con el príncipe Carlos Felipe para su último proyecto

by hola.com

Fue a comienzos de 2017, cuando llevaba un año y medio casada con Carlos Felipe de Suecia y había sido ya madre de su primer hijo, el príncipe Alexander, cuando Sofia de Suecia se atrevió a hablar en público del acoso que había sufrido en Internet cuando salió a la luz su relación con el hijo de los Reyes de Suecia. Lejos de dejar esto en un mal recuerdo, la Princesa se ha aliado con su marido para frenar el acoso en redes sociales.

La pareja suma una nueva causa a fundación que crearon juntos, en principio para poner el foco en la dislexia, cuando se casaron en junio de 2015. Carlos Felipe advierte que un mal comentario hace el mismo daño en Internet que en la vida real. Para difundir este mensaje, la pareja tiene un nuevo perfil de Instagram en la que algunos jóvenes siguen los pasos de la Princesa y hablan del acoso o las amenazas que han sufrido vía Internet.

Además también se puede ver un vídeo tomado el pasado septiembre en el que los Príncipes abrieron las puertas del palacio para charlar con un grupo de jóvenes sobre este tema, algo que según datos de la Fundación creada por Carlos Felipe y Sofia afecta a uno de cada tres niños en Suecia. Hay que recordar que cuando la Princesa describió el acoso sufrido, que comenzó cuando se dio a conocer que uno de los solteros más guapos de la realeza estaba enamorado de ella,  como "muy duro” y que recibió "tanto odio" que optó por cerrar todos los perfiles de sus redes sociales. "La experiencia me ayudó a enteder a que se expone la juventud a diario", dijo la mujer de Carlos Felipe cuando comenzó el proyecto. 

El próximo 1 de diciembre está marcado en rojo en el calendario Carlos Felipe y Sofia de Suecia que bautizarán a su segundo hijo, el príncipe Gabriel, en la capilla del palacio de Drottningholm. Unos 150 invitados acudirán al templo de la residencia estival de los Reyes para ver cómo Gabriel recibe las aguas de la fuente real de Öland, en la barroca pila bautismal tallada en madera y esculpida en oro perteneciente al rey Carlos Gustavo de Suecia y que en su estrado cuenta con la figura de un ángel.

Una cita –que se retransmite en televisión para todo el país y a la que no falta ningún miembro de la Familia Real- con la que los Bernadotte dan el pistoletazo de salida a diciembre, un mes marcado por la celebración de los Premio Nobel cuyos actos se celebran entre el 10 y el 11 de diciembre y sitúan a Suecia como epicentro del mundo de la ciencia, la cultura, la literatura y la economía.

Más sobre: