Alberto y Charlene de Mónaco

Alberto y Charlene de Mónaco, perfectos anfitriones del Baile de la Cruz Roja

Este viernes por la noche se ha celebrado en Montecarlo la gran gala anual, que este año celebra su 70º aniversario

by hola.com

Este viernes por la noche, Mónaco se ha vestido de largo con motivo del Baile de la Cruz Roja, que este año celebra su 70º aniversario. La sala des Etoiles del Sporting de Montecarlo ha sido testigo, una vez más, de todo el glamour de Mónaco. Los príncipes Alberto y Charlene han brillado con luz propia junto a otras grandes celebrities internacionales que no han querido perderse esta gran cita con tintes solidarios, que en esta ocasión rindió homenaje a los donantes de la entidad, cuya generosidad ha permitido recaudar fondos que se destinarán a aquellos que más lo necesitan.

VER GALERÍA

Ha sido la princesa Charlene la que ha sido el centro de atención con un espectacular, y original, vestido en tonos planteados con una especie de escamas superpuestas de pedrería, de silueta sirena y original escote en la parte delantera y en la espalda. La Princesa acompañó su increíble diseño con un pequeño bolso metálico, unos originales pendientes tipo ear cuff y una pulsera de brillantes. Charlene también sorprendió con su maquillaje, en el que destacaron sus sombras en tonos metalizados. Otra de las invitadas que causó una gran expectación fue Adriana Karembeu, que acudió del brazo de su marido, Aram Ohanianan, el empresario con el que se casó en 2014. La modelo presumió de embarazo a sus 46 años con un sencillo diseño en color rojo de manga francesa que completó con un impresionante collar de brillantes. El matrimonio dará la bienvenida a su primer hijo en común en unas semanas. 

VER GALERÍA

- Alberto de Mónaco se ve obligado a aligerar su agenda oficial por un 'estado de fatiga'

- Adriana Karembeu embarazada de su primer hijo a los 46 años

Una de las grandes citas sociales de Mónaco ha sido inolvidable gracias a la presencia de artistas de renombre como el cantante británico de soul, Seal, el trio de música country MamaDear y la Mack Mackenzie Band que versionaron canciones de Frank Sinatra y Bobby Darin. Como maestros de ceremonia de esta noche benéfica actuaron  Adriana Karembeu, el cirujano francés Michel Cymes y la presentadora de televisión franco-suiza Maïtena Biraben. Precisamente el artista londinense dedicó una de sus canciones a la guapa top que permaneció junto a él durante su actuación. Tras la cena, la pareja principesca tomó la pista de baile y pudimos observar la gran complicidad que derrocha. Tras ellos, otros muchos invitados, que pagaron 1.200 euros por comensal por acudir a este evento, se les unieron. Tras los discursos, el fin de fiesta lo puso una sesión de fuegos artificiales.

VER GALERÍA

En esta ocasión, la Societé des Bains de Mers, organizadora del evento, eligió una decoración minimalista en tonos rojos y blancos. De hecho, el príncipe Alberto hizo un guiño a la temática de este año al elegir una pajarita roja para la ocasión. Nada más llegar, los invitados se encontraron con unos jarrones de flores compuestos por miles de rosas rojas y las paredes adornadas con borlas y candelabros embellecidos con 2.000 dalias carmesí. 

VER GALERÍA

Este acto también ha supuesto la vuelta del príncipe Alberto a la agenda oficial, después de que recientemente se viera obligado a aligerar su agenda  por prescripcón médica. "El Palacio del Principado anuncia que, después de un estado de fatiga que requirió un chequeo médico, cuyos resultados no causan inquietud, el príncipe Alberto II aligerará su agenda pública para el mes de julio", reza el comunicado.

VER GALERÍA

Aunque el acto central ha sido el baile de este viernes, durante este año, una exposición ha rememorado a través de fotos, vídeos y obras de artistas tan importantes como Damien Hirst o Arman, estas siete décadas que van desde la elegencia de la princesa Grace y de Charlene, hasta la labor de los voluntarios de la organización a lo largo de todos estos años.

VER GALERÍA

Fue en 1948 cuando el príncipe Louis II creó la Cruz Roja de Mónaco, que fue reconocida ese mismo año dentro del Comité Internacional de la organización. Tras él la Presidencia la han ostentado el príncipe Rainiero y la malograda princesa Grace. Desde 1982, el príncipe Alberto la preside. 

Más sobre: