todos-gtres

Un paseo por la tradición: los Reyes y sus hijas visitan el 'Pueblo Ejemplar' de Asiego

La Familia Real se empapó este sábado de las costumbres asturianas en este pintoresco municipio

by Lara Fernández

El pueblo asturiano de Asiego se ha vestido este sábado de gala para recibir la ilustre visita de los reyes Felipe y Letizia y de sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Todos ellos viajaron el jueves hasta Asturias para asistir a los actos con motivo de la entrega de los Premios Princesa de Asturias, que han culminado con el reconocimiento al Pueblo Ejemplar y con la Familia Real sumergiéndose en las tradiciones de este bonito rincón del concejo de Cabrales. Este sábado los ojos no se dirigían hacia el cielo pese a la intensa lluvia, sino hacia este municipio. A eso de las doce y cuarto del mediodía y bajo una intensa lluvia, don Felipe, doña Letizia y sus dos hijas hacían su aparición en el lugar, en medio de los aplausos y los vítores de los ciudadanos y con la primera anécdota del día ocurrida segundos antes de su llegada.

Asiego, el pueblo ejemplar de Asturias del que todo el mundo habla

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Según ha avanzado La Nueva España, en su camino hacia el pueblo, los Reyes se encontraron con la barrera de un tren cerrada en la localidad de Posada de Llanes y tuvieron que esperar a que pasara el tren y a que la barrera se abriera. Mientras eso ocurría, la Familia Real aprovechó para saludar a los vecinos. Y, por fin, con varios minutos de retraso sobre la hora prevista -media hora-, don Felipe, doña Letizia y sus hijas procedían a saludar a las autoridades y a dirigirse a la primera de las paradas del recorrido: la quesería La Pandiella, un establecimiento que cuenta con Denominación de Origen Protegido (DOP) en la elaboración del queso de Cabrales. Antes de entrar, han posado para los medios de comunicación allí congregados.

VER GALERÍA

Para la ocasión, las dos hermanas han optado por estilismos de los más otoñales formados por súeter, pantalón, zapato cerrado, gabardina y el correspondiente paraguas, a fin de resguardarse de la lluvia. Una vez dentro, la Familia Real ha recibido explicaciones e instrucciones acerca de la fabricación del queso mientras presenciaban en directo una demostración de la misma. A su salida, los Reyes y sus hijas continuaron saludando a los representantes de la candidatura al Pueblo Ejemplar y a los miembros del jurado del premio.

VER GALERÍA

A continuación llegaban a una balaustrada que homenajea 'a les vaques' y que está situada en el camino por el que en otro tiempo estos animales transitaban buscando la fuente del pueblo. Allí conversaban durante unos minutos con el diseñador José Sahagún, encargado de realizarla. Era la Princesa de Asturias la encargada de descubrir la placa conmemorativa, siguiendo con los actos previstos de esta jornada festiva en Asiego, para posteriormente pasar ante la fuente pública, donada por Pedro José Pidal y Bernaldo de Quirós, marqués de Villaviciosa, diputado y senador que impulsó la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga y primer alpinista que escaló el Naranjo de Bulnes.

MINUTO A MINUTO: así te hemos contado la visita al Pueblo Ejemplar 2019

VER GALERÍA

La siguiente parada era el barrio de La Caleya, considerado el originario de Asiego. Aquí don Felipe -con el bastón de mando-, doña Letizia y sus hijas recorrieron una calle rodeada de varias casas típicas, así como algunas de las construcciones más antiguas que se conservan. Otra de las visitas más curiosas de este día festivo en el pueblo tenía lugar en el Llagar de sidra Pamirandi, donde la Familia Real pudo conocer algo más sobre la elaboración artesanal de otro producto característico de Asturias: la sidra.

Queso y sidra: el plan de los reyes Felipe y Letizia con sus hijas en el pueblo ejemplar

VER GALERÍA

Tras recibir como obsequio un cesto con manzanas ecológicas, la visita prosiguió, en esta ocasión en una casa contigua, en la que se han sucedido las anécdotas cuando la Reina y sus hijas se interesaron por la técnica del ganchillo y por la fabricación de cestos de mimbre. Doña Letizia quiso ver de cerca alguno de estos tapetes y cogió varios para mirarlos con detenimiento y detalle. Aquí la Familia Real recibió alguno de estas piezas como obsequio. 

VER GALERÍA

El recorrido les llevaba entonces, con acompañamiento musical, a la casa de la Mayorazga primero, y al barrio de La Bolera, posteriormente. En este punto, el rey Felipe y su familia visitaron otra quesería, Asiegu, y aprendieron algo más sobre la diferente elaboración del queso de forma industrial y de forma artesanal. Doña Letizia pudo charlar entonces con un periodista de la televisión del Principado e intentó quitar hierro al mal tiempo: "Así es Asturias", comentó sonriente. Minutos después, la Familia Real se acercó a una vivienda con corredor, ejemplo de arquitectura doméstica del municipio: la casa de Manolita Viejo. Aquí tuvo lugar otra anécdota: la dueña del inmueble tuvo que quitar el tendal para que don Felipe, con sus casi dos metros de altura, pudiera pasar sin problema. 

VER GALERÍA

VER GALERÍA

La siguiente parada se vio ligeramente modificada a causa de la lluvia: dos de los niños del pueblo tenían previsto interpretar una pieza musical con su gaita y su tambor e iban a hacerlo en el barrio de La Vera, al aire libre, aunque finalmente tuvieron que hacerlo resguardados bajo el balcón de una vivienda. Era entonces cuando llegaba uno de los momentos más entrañables de la visita: el encuentro de la princesa Leonor y la infanta Sofía con los niños del pueblo. En total son ocho, aunque en algunos momentos puntuales esa cifra aumenta con otros que, aunque no residen en este lugar, tienen a su familia aquí. Las dos hermanas recibieron también, entre otros regalos, dos camisetas de parte de este grupo de niños.

VER GALERÍA

A continuación, el grupo folclórico Corri-corri, les agasajaba con un baile declarado Bien de Interés Cultural. La visita continuó con la tradicional ofrenda del ramu en el lateral de la iglesia de San Miguel. La música, los cánticos y el toque tradicional eran entonces los protagonistas en esta curiosa parada. Don Felipe, doña Letizia y sus hijas accedieron después al interior del templo religioso. Seguidamente, subieron al escenario para hacer entrega del premio al Pueblo Ejemplar. Es precisamente en este punto en el que la princesa de Asturias dio su segundo discurso en Asturias. Unas palabras que se suman a las que pronunció el viernes en el Teatro Campoamor, con motivo de la entrega de los galardones Princesa de Asturias. 

VER GALERÍA

Don Felipe tomaba el testigo de su hija, y tras escuchar el himno de Asturias a cargo de la banda de gaitas de Cabrales 'Picos de Europa', le tocaba el turno del Mirador de Pedro Udaondo, pero finalmente la lluvia impidió que la Familia Real se pudiera trasladar a observar el Naranjo de Bulnes y conocer también a algunos pastores autóctonos que a día de hoy todavía tienen a sus rebaños en este pintoresco y privilegiado enclave. Por ello, con el acto institucional, los Reyes, la princesa de Asturias y la infanta Sofía dieron por finalizada su visita oficial a Asiego, que culminaba con un almuerzo en la pista deportiva de La Nozarela. Desde este sábado, el municipio se suma ya a una extensa lista de la que también forman parte otros pueblos asturianos como Moal, el pueblo ejemplar de 2018.

Loading the player...