Joaquín, Marie de Dinamarca y sus hijos

Joaquín de Dinamarca y su familia se mudan tras comenzar a levantarse el confinamiento en su país

El príncipe, su mujer y sus dos hijos han regresado al castillo de Sachckenborg

by Beatriz Castrillo

Dinamarca es uno de los países que ya ha empezado a levantar las restricciones del confinamiento. Las escuelas y guarderías ya han vuelto abrir y algunos de los alumnos de las primeras etapas educativas ya reciben clases presenciales. Los príncipes Vincent y Josephine de Dinamarca, de 9 años, hijos pequeños de Federico y Mary de Dinamarca ya están de regereso en su escuela Tranegårdskolen al norte de Copenhague, mientras sus hermanos mayores, Christian e Isabella, todavía siguen con su formación on line. Con la enfermedad bastante controlada, otro que ha decidido acabar con la cuarentena ha sido el príncipe Joaquín, hijo menor de la reina Margarita, que ha regresado con su familia al castillo de Schackenborg.

VER GALERÍA

Desde que estalló la pandemia, Joaquín de Dinamarca, su mujer, la princesa Marie, y sus dos hijos, los príncipes Henrik y Atenea, vivían en el Palacio de Christian VIII en Copenhague a donde se trasladaron de manera precipitada desde Francia, donde el hermano del príncipe Federico, coronel del Ejército, está recibiendo un curso de diez meses en la Academia Militar francesa, y vive con su familia. La familia regresó a su país después para tratar al príncipe Henrik de una bronquitis asmática en uno de los peores momento del coronavirus.

- Los Reyes Felipe y Letizia se suman a las felicitaciones a Margarita de Dinamarca

- ¿Por qué don Felipe y doña Letizia llaman Daisy a Margarita de Dinamarca?

En total el príncipe Joaquín y su familia han estado un mes viviendo en el Palacio de Christian VIII, tal y como ha informado el departamento de comunicación de la casa real al medio danés Her &Now.

VER GALERÍA

El castillo de Schackenborg, situado en la península de Jutlanida, fue el hogar del segundo hijo de la reina desde 1993 hasta 2014. La Familia Real danesa compró esta propiedad de estilo barroco a la familia Von Schack, a la que había pertenecido durante once generaciones. A principios de la década de los noventa, el Palacio fue entregado a Joaquín, donde creó su hogar con su primera mujer, la condesa Alexandra. En él se criaron los dos hijos de la expareja, los príncipes Nicolás y Félix. Tras su divorcio en el año 2005, Joaquín se volvió a casar con su actual mujer en 2008 y tuvieron a sus dos hijos. Precisamente, la recepción posterior al enlace religioso tuvo lugar en este castillo. En el año 2014 el segundo hijo de Margarita de Dinamarca decidió trasladarse por los elevados costes de mantenimiento de la finca. Entonces, Joaquín, Marie y sus hijos se establecieron en una villa en Klampenborg, al norte de Copenhague, donde han estado viviendo hasta antes de hacerlo en Francia.