Vincent y Josephine de Dinamarca

Dos de los hijos de Federico y Mary de Dinamarca, los primeros en volver a clase

Los mellizos Vincent y Josephine, de 9 años, ya han vuelto a sus clases, mientras sus hermanos mayores siguen estudiando en casa

by Beatriz Castrillo

Dinamarca ha empezado a levantar el confinamiento tras un mes sin clases. Los escolares abandonaron este miércoles sus casas para reencontrarse con compañeros y profesores. Sin embargo, el regreso a las aulas se está haciendo de manera paulatina y, de momento, son los alumnos más pequeños los que están volviendo a sus escuelas. Una medida que ha afectado a los príncipes Vincent y Josephine, los mellizos de Federico y Mary de Dinamarca. Sin embargo, sus hermanos mayores, los príncipes Isabella y Christian continúan con su formación on line desde Palacio. La vuelta a la normalidad para dos de los nietos de la reina Margarita se produce después de que hace un mes, la Princesa y sus cuatro hijos abandonaran precipitadamente Suiza –donde iban a estudiar un trimestre- por la gravedad del coronavirus.

VER GALERÍA

El país escandinavo ha permitido que los estudiantes de los grados de 0 a 5 vuelvan a sus centros educativos. De tal manera que Vincent y Josephine, de 9 años, que están en segundo grado ya dan sus asignaturas de manera presencial en la escuela Tranegårdskolen al norte de Copenhague. Sus hermanos mayores, la princesa Isabella, de 12 años, que estudia sexto grado y el príncipe Christian, de 14, alumno de octavo grado tendrán que esperar un poco más hasta volver a ir al colegio, tal y como apunta el periódico danés Billed Bladet.

Así, los hijos mayores de Federico de Dinamarca continúan recibiendo sus materias de manera telemática en el Palacio de Federico VIII en Amlienborg, algo que a la hija mediana de los príncipes herederos, que cumplirá 13 años el 21 de abril,no le importa demasiado. Isabella dijo recientemente en un documental para la televisión TV2 que se ha adaptado bien a la enseñanza a distancia. Por el contrario, el segundo en la línea de sucesión sí que dijo que extrañaba ver a sus amigos, practicar deportes y estar más activo.

Estos días de cuarentena, la familia de Federico de Dinamrca ha matado el tiempo jugando al fútbol en los jardines de su residencia y saltando en una cama elástica. También han hecho videollamadas para saber cómo estaban sus amigos. El 12 de marzo, la Casa Real danesa emitió un comunicado en el que informaba del regreso a casa de la princesa Mary y sus hijos. “En vistas del empeoramiento de la sitación en Dinamarca por el Covid-19, el príncipe heredero ha decidido que su famiia se marchará de Suiza. La pareja real considera que lo natural es regresar a casa y estar con los daneses en un momento que requiere mucho de todos y donde existe la responsablidad de cuidarse mutuamente. El 6 de enero de 2020, sus altezas reales el príncipe Christian, la princesa Isabella, el príncipe Vincent y la princesa Josephine fueron matriculados por un periodo de 12 semanas en la escuela Lemania-Verbier en Suiza. Por lo tanto, la estancia escolar se interrumpe con anticipación, y los cuatro niños, cuando las autoridades públicas vuelvan a abrir en Dinamarca, continuarán su educación en su colegio Tranegårdskolen en Gentofte”, rezaba la declaración.

Loading the player...

Un pequeño paraíso en los Alpes: el exclusivo internado de los hijos de Federico y Mary de Dinamarca