Federico y Mary de Dinamarca

Federico de Dinamarca celebra su cumpleaños con una gran cena de gala

Los reyes de Suecia con su hija Victoria, Haakon y Mette-Marit de Noruega y otros tantos miembros de la realeza europea se han dado cita en el Palacio de Christiansborg

by hola.com

Una cifra redonda con una celebración por todo lo alto. Los festejos por el 50 cumpleaños del príncipe Federico de Dinamarca, Heredero al trono, tienen este sábado por la noche su broche de oro después de una semana entera repleta de eventos y actividades de todo tipo. Pasadas las siete de la tarde, miembros de las Casas Reales de toda Europa han comenzado a llegar al Palacio de Christiansborg (Copenhague) el escenario que acoge la cena de gala organizada por la reina Margarita de Dinamarca en honor a su hijo mayor.

VER GALERÍA

Entre la lista de invitados se encontraban, además de la Familia Real danesa al completo, Ana María y Constantino de Grecia acompañados de su hijos la princesa Teodora, el príncipe Filippos y  el príncipe Pablo, que acudió con su mujer, Marie-Chantal de Grecia, y dos de los hijos del matrimonio Olympia y Constantine. La relación de Federico con sus primos griegos es excelente ya que Margarita de Dinamarca y su hermana, Ana María, han propiciado los encuentros familiares. Un día antes de esta cena de gala se les ha visto disfrutando de un paseo por las calles del centro de Copenhague, tal y como pudimos ver en una fotografía que el hijo mayor del rey heleno compartió en Instagram.

VER GALERÍA

También acudieron representantes de las Casas Reales escandinavas como los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia y su hija la princesa Victoria, acompañada de su marido, el príncipe Daniel. Por parte de Noruega, han estado presentes los herederos noruegos Haakon y Mette-Marit. En este desfile de miembros de la realeza no faltó Felipe y Matilde de Bélgica, Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda así como los Grandes Duques de Luxemburgo, Enrique y María Teresa. El príncipe Alois de Leinchestein acudió con su esposa, la princesa Sophie.

La anfitriona del evento, la Reina Margarita de Dinamarca, eligió para la ocasión un vestido en color coral que completó con varios broches, un collar de brillantes y una espectacular tiara de oro. Victoria de Suecia optó por un vestido de estampado floral de manga corta y llegó del brazo de su marido.  Joaquín de Dinamarca, hermano menor del cumpleañero, con su esposa, la princesa Marie -con un traje con pedrería en azul klein- y el príncipe Nicolás, de 17 años, uno de los dos hijos que tuvo de su primer matrimonio con la condesa Alexandra. Los príncipes Mette Marit y Haakon llegaron juntos y la mujer del heredero noruego lució un vestido blanco con bordados de flores alrededor del cuello y los puños. En lugar de recogido, la princesa noruega lució su tiara con el pelo suelto. 

VER GALERÍA

La llegada del homenajeado se ha hecho a bordo de carruaje Royal Mews, que ha estado escoltado por un escuadrón a caballo. Este coche de caballos es el mismo que Federico y Mary usaron el 14 de mayo de 2004 en su boda y está reservado para magnos acontecimientos de la Familia Real de Dinamarca. Muy emocionado, el Príncipe Heredero cogió la mano de su esposa antes de partir a la cena. La princesa Mary estaba absolutamente radiante con un vestido nude  con incrustaciones que acompañó de una banda y una diadema. 

A la cita también ha estado invitado el Gobierno danés con el primer ministro, Lars Løkke Rasmussen, a la cabeza y varias personalidades de su gabinete como el ministro de Asuntos Exteriores, Anders Samuelsen; el ministro de Justicia, Søren Pape Poulsen; el de Finanzas, Kristian Jensen; el ministro de Defensa, Claus Hjort Frederiksen; la ministra de Negocios, Brian Mikkelsen; la ministra de Economía y del Interior, Simon Emil Ammitzbøll-Bille; el ministro de Cooperación al Desarrollo, Ulla Tørnæs, y otras personalidades y autoridades de país.

- La alegría de Federico de Dinamarca en el baño de multitudes por su 50 cumpleaños

- Todos los detalles de un retrato diferente, el de Federico de Dinamarca

- Los hijos de Federico de Dinamarca, sus mejores animadores en la carrera por su 50 cumpleaños

Para este solemne banquete se han revisado una a una las 400 sillas doradas que han acogido este acontecimiento y que tienen una larga tradición en la Casa Real danesa pues las primeras se usaron en las ceremonias de Palacio en el siglo XIX. El Salón de los Caballeros del Palacio de Christiansborg se ha engalanado para la ocasión con candelabros de cobre y plata y con coloridos arreglos florales compuestos de peonías rosas y otras flores. Los comensales han disfrutado de una cena que ha consistido de un aperitivo, que se ha presentado en un servicio de plata del año 1750, un plato principal, servido en la vajilla Flor Sajona, un segundo y un postre que se han degustado en la vajilla de la Corona con bordes de coral. La cristalería usada en la velada ha sido la Holmegaard, que fue especialmente diseñada para las bodas de plata de la Reina y el príncipe Henrik el 10 de junio de 1992. 

 

La reina Margarita dirigió unas cariñosas palabras a los presentes en las que se refirió a su primogénito con gran cariño. "En estos días has podido sentir como toda Dinamarca te ha mostrado su entusiasmo y energía", ha comenzado la Monarca para reconocer que "ser Príncipe Heredero no es nada fácil cuando se es joven. Pero tú mismo encontraste tu camino". La Soberana también se refirió a cuando su esposa llegó al corazón de Federico. "Cuando encontraste a Mary comenzaste una nueva etapa. Erais dos, tres, cuatro y ahora ¡sois seis! Una numerosa familia". Llena de orgullo dijo en su discurso que "haces que Dinamarca sea más grande, honras Dinamarca y eso me hace ¡tan feliz! ¡Querido Federico, felicidades!"

VER GALERÍA

Este sábado ha sido de lo más ajetreado para el futuro Rey de Dinamarca, que por la mañana se daba un baño de multitudes durante el cambio de guardia. Federico, su mujer, la princesa Mary, sus cuatro hijos y la Reina Margarita saludaron desde el balcón del Palacio de Amalienborg, donde el Heredero al trono se mostró de lo más agradecido con el calor recibido por visitantes y daneses. También se vio de lo más feliz a su mujer y a su madre, con un vistoso vestido fucsia, se mostró entusiasmada desde Palacio. Las celebraciones por este cumpleaños han servido para olvidar la tristeza por la muerte del príncipe Henrik, marido de la reina Margarita, que falleció el 13 de febrero de 2018 a los 83 años.

Aunque este sábado han tenido lugar los festejos más importantes con motivo del medio siglo del Heredero danés, lo cierto es que durante toda la semana, Federico ha vivido una semana inolvidable en la que se ha hecho público su nuevo retrato, un cuadro realizado al óleo por el artista australiano Ralph Heimans, ha participado en la Royal Run, una serie de cinco carreras por varias ciudades del país, en la que han participado Federico y Mary de Dinamarca y que contó con más de 70.000 daneses inscritos.

Más sobre: