Belgas-ig

Alberto y Paola de Bélgica celebran sus bodas de diamante arropados por su familia

El pasado 2 de julio los padres del rey de los belgas cumplieron 60 años de casados

by hola.com

Los reyes Alberto y Paola de Bélgica cumplen la friolera de 60 años de casados, una efeméride que no podía quedar sin celebración. Los padres del actual Monarca han compartido su felicidad con sus hijos, nietos y bisnietos, a los que han reunido en una bella fotografía familiar que la Casa Real belga ha difundido a través de las redes sociales. Rodeados de un paisaje campestre y bajo un sol inusual en su país, los homenajeados aparecen sentados en un banco muy sonrientes y con sus brazos entrelazados. A su alrededor, la familia al completo posa de pie, con los reyes Felipe y Matilde en el centro rodeados de sus cuatro hijos. 

"Sus majestades el rey Alberto y la reina Paola han reunido con ocasión de sus bodas de diamante a sus hijos, nietos y bisnietos", reza en la cuenta oficial del Palacio Real en los dos idiomas oficiales del país -francés y neerlandés- y en inglés. La publicación no ha tardado en acumular más de 3.000 likes y sus seguidores han transmitido a los padres del rey Felipe, sus felicitaciones y alabanzas por la belleza de la fotografía familiar. 

Alberto y Paola de Bélgica celebran así que han pasado ya 60 años desde aquel 2 de julio de 1959 cuando se dieron el 'sí quiero' en la catedral de Saint Michel en Bruselas. El matrimonio tuvo tres hijos, Felipe, Astrid y Lorenzo y ya disfrutan de 11 nietos y dos bisnietos. El por entonces príncipe heredero fue proclamado Rey de los belgas en 1993 y abdicó en 2013, un mes después de cumplir los 80 años. El hermano de Balduino y su esposa quieren festejar ahora este aniversario con su familia tras superar algunos problemas de salud el año pasado.

El hijo de Leopoldo II tuvo que ser hospitalizado en abril de 2018 por un problema cardiovascular que se solventó sin mayores consecuencias. Algo más complicada fue la situación de su esposa que el pasado mes de septiembre sufrió un derrame cerebral mientras la pareja se encontraba de vacaciones en Venecia. Después de ser ingresada allí de urgencia  afortunadamente la Reina logró recuperarse en pocos días, ya en Bélgica. Un vez olvidados esos problemas de salud, los Reyes han disfrutado de sus bodas de diamante rodeados de sus seres más queridos.