Bvlgari

Es oficial, esta temporada te reconciliarás con el oro amarillo

Tras unos años de reinado de su versión en rosa, el metal precioso más icónico de la historia regresa conquistando a mujeres de todas las generaciones

by Paula Callejo

Después de unos años en los que el oro rosa tomó la delantera y llegó a conquistar no solo la joyería sino también la industria de la moda e incluso de la tecnología, la versión más clásica y atemporal de este metal precioso vuelve pisando fuerte. En los últimos meses, han sido numerosos los diseñadores que han subido a la pasarela impactantes propuestas doradas, anticipando la que sin, duda, va a ser una de las grandes tendencias del otoño-invierno. Desde los excesivos diseños de Moschino hasta las elegantes creaciones de Ralph Lauren, las cañeras propuestas de Celine o la feminidad de Altuzarra: no hay duda de que el oro amarillo reclama su trono. Como no podía ser de otra manera, este comeback tiene una especial repercusión en el sector de la orfebrería, algo que ha quedado claro con el eslogan mediante el que Bvlgari presenta su nueva colección de relojes, Born to be Gold, o lo que es lo mismo, Nacido para ser de oro.

A pesar de que se siguen ofreciendo opciones en oro blanco o rosa, la campaña del Serpenti Seduttori -el nuevo reloj que combina la histórica serpiente de la casa con los motivos octogonales igualmente icónicos- gira en torno al amarillo, una tonalidad que fue la absoluta protagonista en la fiesta de su presentación mundial, celebrada en el exclusivo marco de la última London Fashion Week. A la cita asistieron desde modelos como Lily Aldridge -imagen de la firma- y Hana Cross, hasta actrices como Lucy Boyton, Naomi Scott, Maya Hawke y Lily James e incluso la Familia Real Británica tuvo su representación gracias a lady Kitty Spencer y lady Amelia Windsor. Todas ellas cumplieron con la etiqueta de vestuario, que requería un toque dorado, y demostraron haber caído rendidas ante esta tendencia que nunca se fue del todo pero ahora regresa con más fuerza que nunca. 

Pero, ¿por qué este auge de oro amarillo ahora? Tal y como explican desde Bvlgari, siempre ha habido un grupo de clientes que demandan piezas en este material, pero, además, últimamente están surgiendo nuevos fans que quizás antes no se atrevían o que durante un tiempo prefirieron recurrir a la plata o el oro en otros tonos. Para la icónica casa italiana, es un metal que desde el inicio estuvo muy presente en sus colecciones, y el hecho de recuperarlo con tanta fuerza supone un regreso a sus orígenes ofreciendo un estilo moderno pero con un toque vintage que puede conquistar a generaciones muy distintas. Uno de los grandes factores a favor de él es el impacto que crea de primeras, ya que es quizás el material más deslumbrante en cuestiones de joyería, y es capaz de generar un efecto espectacular y totalmente sofisticado por sí mismo. 

Además, resulta altamente favorecedor para mujeres con todo tipo de pieles y cabellos, y es capaz de potenciar de manera asombrosa el bronceado. Quizá su elegancia, confundida por el público más joven como algo antigua, y la novedad de los baños de color rosas o blancos hicieron que, durante una época, se mantuviera ligeramente más camuflado, pero no hay duda de que el oro amarillo es el gran rey en cuestiones de joyería y relojería. En los últimos meses hemos podido comprobar que su éxito ha conquistado a gente de edades y estilos muy diversos, puesto que la versatilidad es otra de sus grandes ventajas. Cadenas finas y pequeños aritos para el día a día, collar de eslabones para rematar tu estilismo de trabajo o pendientes en clave XL -como los Serpenti de Bvlgari- para rematar un perfecto look de invitada. Solo tienes que echarle imaginación.