Gala González

Bañadores y bikinis: los cinco grandes éxitos del verano 2018

Tendencias hay muchas pero... ¿cuáles son las que están ganando más seguidoras?

by hola.com

Este año el verano no ha tenido prisa en llegar, sin embargo, ahora que por fin está aquí y tenemos la mente en las vacaciones, vuelve el interrogante sobre cuáles serán las tendencias que nos pondremos los próximos meses. Sobre todo en cuanto a moda baño se refiere. Algunas de ellas llegaron el año pasado para quedarse (como los diseños de cintura alta o el top asimétrico). Otras, se han consolidado como favoritas y reinterpretan los estampados que más estilizan (como los lunares y las flores). Lo que sí parece evidente es que los bañadores y los bikinis se han convertido en mucho más que una prenda estival y ya forman parte de los básicos de fondo de armario de millones de mujeres. Encontrar el que mejor se adapta es cuestión de estilo propio y del tipo de silueta de cada una. Pero como si de la canción del verano se tratase, hemos querido seleccionar los grandes éxitos a pie de playa. Así que, si estás pensando en las próximas rebajas, no pierdas de vista estas tendencias:

1. Amarillo, el color del primer bronceado

Los colores claros siempre han sido grandes aliados tomando el sol en la toalla, pero, en especial, el color del sol será el más favorecedor para sacarle todo el partido a los primeros tonos de bronceado. El pigmento más alegre de la paleta cromática viene avisando desde hace unos meses que promete dar juego sobre la arena. El amarillo que nos pondremos este verano será aquel en su versión más clara tirando hacia el amarillo pastel y, en el otro extremo, una de las tonalidades más fuertes, como es el mostaza.

 

Una publicación compartida de elsa hosk (@hoskelsa) el

2. Animal print: el estampado universal

Las reminiscencias setenteras del estampado de leopardo vuelven a copar bikinis y bañadores. Las manchas en negro, marrón y amarillo que cubrirán los trajes de baño, conseguirán aportar un toque exótico a las vacaciones aunque no salgamos de la ciudad. La diferencia principal para esta temporada sigue la inspiración de la colección de verano 2018 de Versace: un fondo blanco en el que se desarrollarán las manchas de leopardo y que resulta de lo más versátil. Sí, este verano el print se presenta en diferentes versiones; lo verás en diseños de una sola pieza (como el que llevó en su último viaje a la Costa Brava, Gala González) pero también en bikinis de inspiración brasileña más sexy, con braguitas minúsculas y sujetadores tipo triángulo. Lo mejor es que favorece por igual tanto a pieles claras como oscuras.

3. Anudado a la cintura para presumir de abdomen

Esta temporada, los trajes de baño, se ajustarán al abdomen, una zona que se ha convertido de un tiempo a esta parte en el nuevo escote gracias a los crop tops. Los entrenamientos que fortalecen la región del core, popularizados por Gigi Hadid o Kendall Jenner, han hecho que el vientre firme se haya convertido en una zona perfecta para lucir con este tipo de diseños. Tanto los trikinis anudados con lazos o anillas como los bañadores con aperturas en la zona delantera, dejarán parte del abdomen al aire y harán que se centre la atención en la curva de la cintura. Entre sus mejores embajadoras se encuentran Victoria Justice o Emily Ratajkowski, esta última ha incluido esta tendencia en su última colección de moda baño.

4. El nuevo escote Bardot

Los clásicos, como las mejores tendencias, se renuevan. Y esto es lo que precisamente hemos comprobado con uno de los escotes que mejor sientan: el escote Bardot. Eso sí, este verano la modelo Ariadne Artiles o la italiana Chiara Ferragni, han hecho de él su mejor baza en su primer verano como madres primerizas. Igual de sofisticados que la propia inspiración pero más cómodos, los bikinis con este tipo de diseño proponen volantes y otros abalorios sobre el pecho para convertirlo en la mejor opción de las mujeres que tienen mucho pecho.

5. De talle alto, para las melancólicas de los noventa

La década de los noventa está de vuelta con todo lo que conlleva, y eso incluye a los bikinis y bañadores de talle alto. El corte, que nos recuerda automáticamente a Pamela Anderson corriendo por la costa de Los Ángeles en Los Vigilantes de la Playa, es muy favorecedor si queremos ganar unos centímetros de pierna. Al colocar el inicio de la ingle por encima de la cadera, se consiguen alargar las piernas gracias al efecto óptico. Además es un diseño que, por cómo estiliza, ya cuenta con varias seguidoras fieles como las hermanas Kardashian.

Más sobre: