Begoña Gomez

Begoña Gómez se marca un Kate Middleton en Londres con su nuevo vestido

En su último viaje oficial apostó por un diseño estilo 1950 de los que abundan en el armario 'royal' de la duquesa de Cambridge

by Mara Mariño

Tras sorprender con su cambio de imagen en la recepción que ofrecieron los Reyes en el Palacio Real con motivo de la Conferencia de Naciones Unidas (COP25), Begoña Gomez ha puesto rumbo a Gran Bretaña. Si el día anterior fue doña Letizia su fuente de inspiración como en otros eventos de gala -ya que apostó por un diseño muy similar al que llevó la Reina hace unos años-, en esta ocasión ha mantenido su estrategia de fijarse en las mujeres de la realeza, solo que tomando nota de las royals británicas. Y es que, para su visita londinense por la cumbre de la OTAN, un viaje que les ha llevado de Downing Street al Palacio de Buckingham y que ha tenido lugar este martes, la mujer de Pedro Sánchez apostó por un vestido vaporoso en color rosa empolvado que fácilmente podemos imaginar en el armario de Kate Middleton, quien es una apasionada de ese tipo de cortes atemporales.

VER GALERÍA

Con unas románticas mangas abullonadas, la última prueba de que Begoña no pierde de vista las tendencias -ya que es una de las propuestas más vistas en las pasarelas de esta temporada-, el vestido dejaba parte de los brazos al descubierto, ya que el tejido era semitupido. De cuello caja, el diseño se ceñía al talle gracias al cinturón-joya con dos apliques plateados que reclamaban parte del protagonismo. Por último, la falda de silueta acampanada o forma de 'A' caía de manera grácil formando los pliegues característicos del corte evasé.

VER GALERÍA

Los vestidos con hombros XL de mangas fluidas que se ciñen al talle y caen luego hasta la rodilla eran muy populares en los años 50, una clase de silueta con la que la duquesa de Cambridge se siente especialmente identificada ya que los utiliza para todo tipo de eventos, desde actos de la agenda oficial hasta posados con la Familia Real. Siguiendo la estrategia de las mujeres de la realeza y primeras damas, remató su estilismo con unos zapatos de tacón de ante a tono, también en rosa nude. Sin embargo, ya que la prenda era lisa, pudo permitirse escoger un complemento de impacto, ya que la puntera llevaba pequeños cristales formando franjas.

VER GALERÍA

Reduciendo las joyas al mínimo imprescindible, una manera de rematar un look discreto, pero sumando los puntos de estilo que este tipo de accesorios consiguen agregar, Begoña lució unos sofisticados pendientes. El juego, largo y rematado en una perla, quedaba a la vista gracias a la nueva melena a capas de la mujer de Pedro Sánchez, un favorecedor corte de pelo con flequillo ladeado que enmarcaba sus facciones. Poco partidaria de los excesos, un maquillaje sutil que potenciaba su mirada le puso el toque final a la mezcla.