Horóscopo / Astros del mes

por Vicente Cassanya

El miércoles día 31, justo el último día del primer mes del año, se producirá el primer eclipse del 2018. Será un Eclipse Total de Luna en el signo de Leo, que implicará especialmente a este signo y su opuesto, Acuario. Los eclipses suponen ocasiones especiales, porque suponen cambios en las condiciones atmosféricas y de las energías que nos rodean que acaban repercutiendo sobre los seres vivos y sus emociones, alterando también los hábitos o pautas de conducta. Mejor ser conscientes de que puede haber circunstancias o sensaciones atípicas para canalizarlo bien.

EL SOL

El Sol empieza el año en Capricornio, advirtiendo de la necesidad de orden, estructura, planificación, disciplina y sentido de responsabilidad, porque la vida tiene un elevado componente pragmático que los signos de Tierra entienden muy bien. Además, este año va acompañado de varios planetas, formando una múltiple conjunción en este signo, lo que señala que será uno de los meses más decisivos o determinantes del año. Por eso, habrá que concentrar esfuerzos y actuar a conciencia.

El día 20 el Sol entrará en Acuario, rebajando la presión y gravedad de las semanas anteriores y dando pie a pensar más en ideales, sueños o actividades cooperativas en lugar de competitivas. Un signo que invita más a pensar en lo social que en lo individual, en los intereses colectivos más que en los personales.

MERCURIO

Mercurio seguirá en Sagitario hasta el día 11, donde pasó todo el mes anterior mientras efectuaba su última retrogradación del año. Invita, desde ahí, a revisar la filosofía de vida, ideales y proyectos, de viajar, aprender y ampliar horizontes. Pero ahora, ya sin la retrogradación y sin Saturno a su lado, con más datos en nuestro poder para tomar decisiones y mover ficha.

El día 11 entrará en Capricornio para permanecer aquí hasta fin de mes. La mente, los contactos y las comunicaciones deberán funcionar con orden, racionalidad y sentido común. Pero, sobre todo, habrá que tener una gran cautela, ser precavidos, pacientes antes de pronunciarnos sobre algo y no asumir compromisos que no se puedan cumplir. Además, será mejor evitar las prisas, y es que ahí, en el décimo signo del Zodiaco, el planeta de la razón y la palabra se encontrará con Saturno, recién entrado en este signo y, por tanto, en los primeros grados del mismo.

VENUS

Durante poco más de la primera mitad del mes Venus seguirá en Capricornio. Así que los afectos y las responsabilidades irán de la mano, así como los intereses profesionales. El corazón y la razón deberán tenderse la mano para alcanzar acuerdos y poder caminar en la misma dirección, algo que siempre es sumamente difícil de lograr.

En cambio, a partir del día 18, ya en Acuario, cambia su tendencia. Esa solemnidad y búsqueda de seguridad que el planeta tiene en Capricornio muta en un interés por el aprendizaje y la experiencia, por defender la individualidad e incluso la independencia. Además, irá acompañado con el Sol, lo que facilitará un ambiente de armonía y acuerdos, tanto en el ámbito de lo privado como en lo social o en los posibles tratos y acuerdos pertenecientes a los intereses profesionales.

MARTE

Marte continuará casi todo el mes en Escorpio, fomentando altas pasiones que pueden oscilar entre los extremos de fidelidad y traición. Aunque, muchas veces, sus efectos no siempre sean visibles a simple vista, pero para eso el planeta de la guerra atraviesa un signo tan enigmático como misterioso. Siempre puede haber una lectura mucho más profunda tras las apariencias. Tiende a luchas de poder y todo puede adquirir tintes más pasionales o viscerales, aunque también de tipo legal, dados los aspectos que forma con otros planetas.

La sexualidad es uno de los puntos fuertes a tratar con esta posición astral. Pero también será cuestión de aprovechar la gran fuerza de voluntad que desde aquí proporciona.

El día 26 entrará en Sagitario, donde cobra un pulso internacional o cosmopolita. De modo que será una oportunidad para ampliar horizontes.

LAS LUNAS DE ENERO

Día 1. Luna en Cáncer. Si las emociones ya son elevadas por estar en este signo, ahora lo serán más, porque estos días de la Luna en Cáncer habrá, además, Luna Llena, exacta el día 2, dando lugar a todo tipo de alteración en las circunstancias y pautas de conducta. Mejor relativizar todo y actuar con serenidad.

Día 3. Luna en Leo. La autoafirmación personal depende de una serie de factores, entre los cuales la economía y las finanzas pueden jugar un papel decisivo por estas fechas.

Día 5. Luna en Virgo. Días apropiados para el análisis en detalle y racional, de especial interés para centrarse en cuestiones laborales o relativas a la salud. Pero también para trazar proyectos con la mayor concreción posible.

Día 7. Luna en Libra. Tiempo de revisar los planes personales y de cuidar las relaciones personales, pero tratando los asuntos con ponderación, como exige esta luna y también la fase lunar Menguante que con ella comienza.

Día 9. Luna en Escorpio. La amistad y la lealtad pueden adquirir por estas fechas tintes combativos o competitivos. La sexualidad, los deseos y el ansia de poder o dominio puede entremezclarse con aspectos difíciles de sondear.

Día 12. Luna en Sagitario. Esta luna es cosmopolita y buscadora de cultura en su mejor expresión, pero también puede llevar a acomodarse más allá de lo conveniente. Mejor evitar autocomplacencias y crecer.

Día 14. Luna en Capricornio. Si aquí la Luna siempre adquiere caracteres serios, ahora aún más, puesto que se encuentra ahí con Saturno, precisamente el planeta que rige este signo. Además, habrá Luna Nueva estos días, marcando días fundamentales para comprometerse con planes de largo aliento.

Día 17. Luna en Acuario. Una luna que invita a la camaradería, la amistad y la cooperación, pero respetando siempre las individualidades. Tiempo de explorar otros puntos de vista, de dejarse sorprender por la vida.

Día 19. Luna en Piscis. La espiritualidad, el esoterismo, el simbolismo, la magia, el arte… esos son los tipos de cosas que más facilita esta luna, sobre todo ahora que Neptuno está haciendo un largo tránsito por este signo, que el precisamente el suyo.

Día 22. Luna en Aries. Una luna dinámica que invita a pensar y actuar deprisa, a viajar y mostrar enorme curiosidad. Es tiempo de acelerar a por las cosas que realmente nos motiven.

Día 24. Luna en Tauro. Esta luna se empeña en que llevemos a la práctica las ideas, en aterrizar y concretar. Sin embargo, el cambio de fase lunar a Creciente que se dará estos días indica que será conveniente hacer un pequeño alto en el camino para ajustas algunas cosas antes de dar los pasos siguientes.

Día 26. Luna en Géminis. Días apropiados para la comunicación y el intercambio de ideas. Una luna de aire que se alimenta de las palabras, la lectura, los viajes…

Día 28. Luna en Cáncer. Las emociones y susceptibilidades pueden estar a flor de piel, afectando incluso a las cuestiones laborales y hasta la salud. A veces es más importante el cómo se dicen las cosas que las cosas que se dicen.

Día 30. Luna en Leo. Días con fuertes necesidades de hacerse valer o de obtener reconocimiento, pero habrá que procurar que eso no juegue malas pasadas ni hinche egos, porque la Luna Llena de estos días, como hemos visto al principio de esta página, viene acentuada, además, por ser Eclipse de Luna. Aprovecha para desarrollar la creatividad.