aceite-de-oliva-caduca

Cómo saber si el aceite de oliva ha caducado

Te explicamos cuánto dura un aceite de oliva y cómo puedes saber si está bueno para consumir o caducado.

by hola.com

El aceite de oliva es uno de los alimentos más saludables de nuestra dieta mediterránea. Se considera el 'oro' de la gastronomía y sus propiedades van más allá de un sabor y textura inigualables: aporta grasas buenas, las monoinsaturadas, que ayudan a proteger el corazón. Por ello, no es extraño que la mayoría de los hogares españoles utilicen este alimento para cocinar o aliñar crudos y cocinados. Ahora bien, no todo el mundo sabe si el aceite de oliva caduca, es decir, si se trata de un alimento perecedero que hay que tirar cuando vence la fecha de caducidad. Te lo contamos. 

¿Cuándo caduca el aceite de oliva? 

La realidad es que este producto no caduca nunca. O, al menos, no lo hace igual que la carne, el pescado o las verduras cortadas. De hecho, si te fijas en su etiquetado, verás que viene indicada la fecha de cosecha y la de consumo preferente. A diferencia de la fecha de caducidad, esta establece el tiempo que el producto conservará las mismas propiedades que en el momento del envasado. Pasada esta fecha, no se garantiza que el aceite cuente con la calidad original. Aunque eso no significa que te vaya a sentar mal. 

Esta fecha la marca la empresa bajo su propio criterio, y no tiene porqué estar vinculada con la fecha de su cosecha. Es decir, que un aceite de oliva virgen extra que viene marcado con una fecha de consumo preferente para dentro de un año, puede pertenecer a la última cosecha, a una cosecha del año pasado o incluso a una cosecha de hace más años. 

- Relacionado: Aceites de oliva: ¿cuál es el más indicado para cada plato?

VER GALERÍA

 

¿Y cómo sabemos si el aceite está bueno?

Es difícil saberlo hasta que lo probemos porque, a no ser que se haya contaminado, 'físicamente' no veremos nada que lo indique. Si lo notamos rancio o consideramos que tiene un sabor 'extraño', puede que se haya deteriorado. Es más, según indican desde Directo del Olivar (directodelolivar.com) puede que haya dejado de ser 'virgen extra', para pasar a un estado menos virgen o incluso lampante. En estos casos, es mejor destinarlo a otros usos. Por ejemplo, para cocinar (freír o guisos) o para cosmética natural.

Cómo comprar el mejor aceite 

En primer lugar, es preferible decantarse por comprar el aceite en envases oscuros y que hayan estado almacenados en lugares frescos, sin exposición a la luz del sol y en cajas.  No se recomiendan los de plástico o de cristal, ni aquellos que hayan estado expuestos a la luz directa o al calor.

En la medida de lo posible, se debería adquirir el aceite de oliva bajo pedido y que, mientras tanto, haya sido conservado en depósitos de acero inoxidable y en bodega. 

- Relacionado: Esto es lo que (quizá) estás haciendo mal con el aceite de oliva 

Cómo conservarlo en casa 

Una vez adquirido, se debe conservar el aceite protegiéndolo de la luz y manteniéndolo a una temperatura ambiente constante, ni muy elevada, ni muy baja. Es importante también que lo alejemos del contacto con el aire (conservándolo en envases o depósitos herméticos), que lo oxidarán y harán que se vuelva rancio más rápido.

En los aceites de oliva con menor contenido en polifenoles, que son los antioxidantes naturales por excelencia, ocurre antes. Por ejemplo, un aceite de oliva de la variedad arbequina se enranciará y perderá antes sus propiedades que un aceite de la variedad picual, que contiene más antioxidantes lo que ayuda a que dure más tiempo. 

Por último, lo más importante es que nos aseguremos de que estamos comprando un aceite de oliva virgen extra de la última cosecha. No olvides que este producto no es más que zumo de aceituna, y como todos los zumos, el paso del tiempo juega en su contra. 

- Relacionado: Hojiblanca, Picual, Arbequina… ¿cómo distinguirlos?