El otoño también es buena época para un plan detox

Hábitos saludables

El otoño también es buena época para un plan detox

Recupera los buenos hábitos y prolóngalos en el tiempo realizando un plan detox de otoño para afrontar los próximos meses en la mejor forma posible.

by hola.com

Cualquier momento del año es bueno para llevar a cabo un plan detox que nos sirva de reseteo para el cuerpo y la mente, que nos limpie de alguna manera de todo lo que acumulamos en más de un sentido y nos prepare para afrontar todo lo que esté por venir. Siempre ha parecido que la primavera era el momento ideal para hacernos un plan detox en condiciones, como una especie de ritual que nos quita las cargas y oscuridades del invierno para arrojarnos al verano radiantes y ligeras. Y sigue teniendo todo el sentido que así sea, pero no es este el único buen momento.

¿En qué consiste la dieta Okinawa?

Los errores más comunes en una dieta vegetariana

7 peligros reales de una mala dieta

El verano, tan fresco y luminoso en apariencia, también está cargado de excesos. El descontrol en las comidas, las largas jornadas de exposición al sol y la alteración de los horarios también pasan factura a nuestro cuerpo. Ayudarle a desintoxicarse es una gran idea para recuperar los buenos hábitos, llenarnos de energía y poner en orden nuestra vida.En qué consiste un plan detox

No se trata de hacer un ayuno ni de nada que implique dejar de comer. No es una dieta que nos sirva para adelgazar tras los excesos del verano y que ponga en riesgo nuestra salud. Tampoco necesitamos en realidad una desintoxicación, ya que nuestro cuerpo tiene una gran capacidad para mantener un buen equilibrio vital por sí solo. 

VER GALERÍA

Si esto es así podríamos preguntarnos qué sentido tiene entonces hacer un plan detox. La idea es cortar de manera radical con los hábitos de vida y alimentarios que hemos adquirido durante los meses de calor y las vacaciones, para impedir que se perpetúen y recuperar aquellos que nos benefician y debemos mantener en el tiempo.

Así que asegúrate de que no dure más de 5 días y de que no te faltan los nutrientes que tu cuerpo necesita para funcionar correctamente. Céntrate en qué tipo de comida debes recuperar, en cuál descartar y en la recuperación o adquisición de buenos hábitos que te hagan sentir mejor.

Leer: Tres zumos 'detox' que no son de color verde

Las claves detox que necesitas conocer

En la lista de cosas que debe incluir tu plan detox está mantener tu cuerpo bien hidratado. Comienza el día con un vaso de agua al que puedes trozos de frutas o con una infusión de hierbas. Asegúrate de que en todas las comidas, incluido el desayuno, hay una gran presencia de vegetales de todo tipo: frutas de todo tipo y verduras como calabacín, apio, acelgas, boniatos, grelos, pac choi…

Tómalas crudas, asadas o prepara con ellas una sopa. Dales un toque de sabor con semillas de todo tipo, y acompáñalas al mediodía con algún tipo de legumbre o cereal integral, y por la noche con algún tipo de proteína animal como salmón, pollo, conejo o cordero. Y de postre o entre las comidas toma infusiones de todo tipo, que ayudarán al proceso de digestión y a la hidratación de tu cuerpo.

Tómate muy en serio descansar cada día las horas que necesitas e incluye en tu rutina diaria algún tipo de ejercicio ligeramente suave, como caminar media hora al día, pilates, tai chi o danza para principiantes.

Damos por sentado que no hace falta decir que los alimentos ultraprocesados quedan fuera de un plan detox, del mismo modo que deberían quedar fuera de nuestra alimentación en general. El azúcar y el alcohol tampoco tienen cabida pero, por ejemplo, no es necesario que renuncies al café durante estos días si piensas seguir tomándolo luego, aunque puedes reducir la dosis diaria. Los lácteos de todo tipo también deberían quedar fuera, con la idea de que vuelvas a incluirlos en tu dieta de manera controlada.

Leer: Moringa, la última 'superfood' detox en llegar a tu dieta