revistero

DIY

Pon orden en casa con este colorido revistero 'folk'

Unos simples salvamanteles y lana de colores bastarán para dar un toque de creatividad a tu rincón de lectura

by Gtresonline

Tener las revistas ordenadas y a mano es una tarea que no siempre resulta sencilla. En ocasiones, tendemos a apilarlas encima de la mesa creando un efecto de desorden nada agradable a la vista. Como solución, te proponemos una alternativa decorativa que además aportará un toque de color y creatividad a la estancia. Se trata de unos originales revisteros colgantes de aire folk y bohemio elaborados a partir de viejos salvamanteles que tengas a mano. Lo ideal es que sean redondos y estén confeccionados con algún tipo de material natural y flexible, como la rafia o el yute.

Puedes adornarlos tú misma a mano con detalles de lana y punto multicolor. Para ello no es necesario que sepas tejer ya que unas sencillas puntadas de festón (para los bordes) será suficiente. Asimismo, coloca pompones y borlas de diferentes tamaños para rematarlos. El resultado será un accesorio único que además de cumplir una función estética te ayudará a mantener el orden en casa. Sin duda, una manualidad perfecta para las tardes de otoño. Hazte con todo lo necesario y sigue las instrucciones de este sencillo tutorial paso a paso.

Lee: ¿No sabes qué hacer con tus viejos vaqueros? ¡Conviértelos en un revistero a la última!

VER GALERÍA

Materiales y herramientas:

 

  • Salvamanteles redondos de algún material flexible (rafia, yute…
  • Lana de colores
  • Ajugas gruesas
  • Cordel decorativo con borlas
  • Un trozo de cartón
  • Tijeras
  • Lápiz
  • Clavos y alcayatas para colgar

Lee: Detalles 'deco' muy especiales para la habitación de los niños

 

Instrucciones:

 

  1. Comienza haciendo los pompones. Sobre el cartón dibuja dos círculos concéntricos con 2 centímetros de separación entre uno y otros. Recorta el círculo interior y exterior y repite la operación para obtener dos discos iguales
  2. Coloca los dos discos juntos y enrolla la lana alrededor de ellos hasta que queden bien rellenos. Cuanto más grueso sea, más mullido quedará el pompón
  3. Busca entre la lana hasta encontrar el hueco entre los dos cartones. Corta la lana por toda la pare exterior del hilo
  4. Corta un hilo de lana y átalo bien entre los dos discos. Asegúrate de esconder bien el nudo entre los flecos de lana del pompón
  5. Realiza todos los pompones que necesites para adornar tus revisteros
  6. Enhebra un hilo de lana en la aguja y bordea el contorno de los salvamanteles con punto de festón
  7. Dóblalos por la mitad y une los bordes con un trozo grueso de lana a modo de colgador
  8. Decora la parte frontal con los cordeles de borlas y añade los pompones gruesos elaborados previamente
  9. Cuélgalos de la pared con clavos o alcayatas

Lee: Construye un carrito de madera a medida para las frutas y verduras ¡con tus propias manos!