portada-sopa-adobe

Cómo hacer la mejor sopa de pescado y marisco

Es un plato que se come en muchas casas durante la Navidad, aunque también lo tomamos durante otras épocas del año. Una buena sopa de pescado y marisco es una receta que nunca falla. Hay varias formas de hacerla y pueden variar los ingredientes, dependiendo de quien la prepare. Pero, ¿qué te parece si te contamos la técnica sobre cómo hacer la mejor? Sigue leyendo...

by Susana Baticón

Dice el Diccionario de la Gastronomía, al que nos encanta recurrir, que estamos ante una "sopa a base de pescados y mariscos, elaborada con un fondo de trozos de pescado, como espinas y cabezas, o trozos menos nobles cocidos con verduras. Con el caldo resultante se cuecen pescados más finos y opcionalmente mariscos, como almejas y mejillones".

Es una receta que, con sus variantes, está presente en recetarios de casi todo el mundo. En España, se consume sobre todo en las zonas costeras pero en muchas comidas o cenas navideñas de todo el país, una buena sopa de marisco y pescado no puede faltar. Te damos todas las claves para que te salga de 10 y después, te ofrecemos 5 recetas de lo más variadas de este plato.

El caldo

Es la clave de este plato. Se puede comprar, pero no tiene nada que ver con un buen caldo casero con sabor a marisco y pescado que te garantizará gran parte del éxito de esta sopa, además de evitar conservantes, grasas o sal en exceso. Se recomienda usar pescados de roca, también conocidos como morralla, aunque igualmente te valdrá con la cabeza y la espina (sin agallas ni ojos) de otras especies como congrio, cabracho, merluza o rape. Asimismo, puedes aprovechar las cabezas y las cáscaras de diversos crustáceos (gambas, langostinos, etc) y acompañar todo ello de vegetales de condimentación como cebolla, zanahoria y puerro.

Rehoga todo ello con un poco de aceite -hay quien prefiere la mantequilla-, condimenta, cubre con agua, sin pasarte para que se concentre el sabor y deja que cueza durante 30 minutos. Quita la espuma que se va formando en la superficie, cuela y reserva. Puedes aprovechar ya que te pones y hacer más cantidad para congelarlo y usarlo en otras elaboraciones.

El sofrito

Otra de las bases de una gran parte de platos es, sin duda, un buen sofrito, que aporta sabor y consistencia a nuestra sopa. La elección de los ingredientes es algo que también depende de cada chef, pero los más habituales suelen ser zanahoria, cebolla, puerro, apio, tomate, ajo... Se pelan, se trocean y se ponen a pochar con un buen aceite de oliva a fuego medio. Después, y de forma opcional puedes agregar un poco de vino y/o brandy, dejar que evapore y añadir el caldo. El alcohol lo puedes poner, en lugar de en este paso, cuando rehogas los ingredientes para hacer el caldo.

Los condimentos

Además de sal y pimienta, la sopa de pescado y marisco admite que le añadas otras especias y/o hierbas aromáticas (azafrán, pimentón, eneldo, guindilla...). Aunque te aconsejamos que lo hagas de manera sutil y que no abuses de ellas para que no se enmascare el sabor a mar.

También es opcional, pero un majado de ajo y perejil en el mortero y añadido bien en el sofrito, o bien en la sopa en sus últimos minutos de cocción, le darán una gracia especial al resultado final.

Pasta, arroz o patata

La sopa de marisco se puede tomar solo con su proteína marina, o añadirle algún hidrato de carbono. Hay quien le echa pasta (fideos, sémola etc), quien opta por arroz y a quien le gusta ponerle patata. Todas son opciones válidas. Hay, incluso, una versión elaborada en el país vecino, la bullabesa, que opta por comerla con rebanadas de pan tostado, y cuya receta te ofrecemos más abajo.

Qué pescados y mariscos elegir

Los pescados más habituales para incluir en una sopa son la merluza, el rape o el bacalao... aunque puedes optar por otros como el salmón, el bonito, el salmonete... Y por lo que respecta a los mariscos, el abanico es enorme: gambas, langostinos, calamar, mejillones, almejas, pulpo... Todo depende de lo que quieras/puedas gastar y de los que más te gusten.

Ten en cuenta, elijas los que elijas, que no has de sobrepasarte en la cocción. Para ello, has de incluirlos en el último momento, 3 ó 4 minutos antes de apagar el fuego. Incluso, otra magnífica opción es marcar el pescado o marisco en una cazuela o sartén aparte y añadirlos al final. Si decides incluir almejas, mejillones o berberechos, asegúrate de limpiarlos bien previamente y eliminar sus posibles impurezas.

Ahora que ya tienes las claves para preparar la sopa de pescado y marisco perfecta, te dejamos 5 recetas: tienes desde la más clásica, hasta una tailandesa, pasando por la bullabesa, una sopa de salmón con gambas y otra de pulpo con langostinos y almejas. Hagas la que hagas, ¡triunfarás en estas fechas y en cualquier día del año!

Paso a paso: sopa de pescado y marisco

Empezamos nuestro mini recetario de sopas de pescado y marisco con una de las más clásicas y tradicionales. Eso sí, no hemos escatimado en ingredientes y lleva un poco de todo.

VER RECETA

Paso a paso: sopa bullabesa

En Francia, encontramos otra de las sopas de pescado más clásicas que hay y que tiene cierta similitud con las caldeiradas que se elaboran en Galicia y en Portugal.

VER RECETA

Paso a paso: sopa de salmón con gambas y azafrán

Optamos por el salmón y las gambas para presentaros esta deliciosa sopa. Os mostramos cómo preparar el caldo base, al que añadiremos el resto de ingredientes y el toque inconfundible del azafrán.

VER RECETA

Paso a paso: sopa de pulpo, langostinos y almejas

Una propuesta más para tu sopa, en el que nos decantamos exclusivamente por mariscos: pulpo, langostinos y almejas. ¡Anímate a probarla!

VER RECETA

Paso a paso: sopa tailandesa 'Tom Yam Kung'

En las cocinas de casi todos los países, hay una receta de sopa de pescado y/o marisco. Esta que te mostramos a continuación es una de las más populares en Tailandia. ¡Una mezcla de sabor y aroma que cuando la pruebes, repetirás!

VER RECETA