portada-manzana

5 claves para evitar que las manzanas se oxiden

Da igual si compras unas manzanas muy frescas, porque, en cuanto las abras y pasen apenas dos minutos, perderán su preciosa apariencia y empezarán a ponerse marrones por el efecto del oxígeno. Esta fruta es una de las que más pronto se oxida en contacto con el aire y, una vez pelada y cortada, se torna de color marrón. Te damos 5 trucos que te ayudarán a evitarlo y 5 recetas con manzana, una de las frutas de invierno por excelencia

by ¡HOLA! Cocina

Aunque hay algunas variedades que se oxidan más rápidamente (las ‘Red delicious’) que otras (‘Granny Smith’ y ‘Golden’), este proceso, además de cambiar el color, implica alteraciones en el sabor y en el valor nutricional de la manzana. Cuando se corta esta fruta, las enzimas reaccionan químicamente por efecto del oxígeno y la pulpa se vuelve de color marrón.

 

VER GALERÍA

 

Te ofrecemos 5 claves para intentar retrasar este proceso:

 

1.- Utiliza agua fría

Una vez que peles la manzana (por ejemplo, cuando las vas a usar para un postre o para cualquier otra receta) y la cortes en rodajas, introducirlas en un bol con agua fría y poner papel de cocina encima para que no se queden en la superficie, durante 5 minutos, es un truco con el que conseguirás que no entren en contacto con el aire y, por tanto, no se pongan feas.

 

2.- Agua y sal

Si disuelves un poco de sal en una taza de agua, esta mezcla la podrás echar también sobre rodajas de manzana recién cortada, añadir más agua y dejarlas en remojo durante unos minutos. Escúrrelas, enjuágalas con agua fresca, sécalas y conseguirás retrasar su oxidación.

 

VER GALERÍA

 

3.- Agua y miel

Si mezclas 2 cucharaditas de miel en una taza con agua y remojas las rodajas de manzana durante 1 minuto, evitarás que se pongan marrones de inmediato. La miel tiene un compuesto que frena a la enzima causante de la oxidación.

 

4.- Zumo de cítricos o de piña y bebidas carbonatadas

El uso del zumo de limón es un clásico para luchar contra la oxidación en los frutos. El ácido cítrico ralentiza la reacción química y retrasa el ‘amarronamiento’ del producto. Hacen el mismo efecto los jugos de otros cítricos, así como el zumo de piña y las bebidas carbonatadas. Bastará con frotar la manzana con el elegido -aunque aportará algo de sabor- o mezclarlo con agua y sumergir la fruta en esa solución.

 

5- Bolsas de vacío o autocierre y papel film

Puedes conseguir el mismo efecto metiendo la manzana cortada en bolsitas de vacío. Esta fruta se puede congelar sin problema (entera, cocinada o cruda). Para ello, la puedes cortar en rodajas y quitarle tanto el rabito como las semillas. Las pones en una capa en una de esas bolsitas -te valen también las de autocierre cuidando que no entre nada de aire al cerrarlas-, cierras y ¡listo! Igualmente, envolverlas con papel film logrará que se oxiden más tarde.

 

Una vez que tienes solucionado el problema de la oxidación, puedes pensar en recetas con manzana. Y como nosotros queremos ayudarte, te proponemos 5 platos deliciosos con esta apetitosa fruta.

 

Tartar aromático de manzana y tomate

 

Aunque el tartar original es de carne, hoy en día podemos encontrar esta receta con pescado, marisco y también, ¿por qué no?, con frutas y verduras. Te proponemos un tartar de manzana y tomate con un refrescante toque de albahaca y cilantro: un entrante ideal para arrancar cualquier almuerzo o cena o como parte de un cóctel.

VER RECETA

 

Hojaldres rellenos de manzana y foie con salsa a la pimienta

 

La mezcla de manzana y foie es infalible, son dos sabores que siempre funcionan. Con ellos vamos a rellenar unos bocaditos de hojaldre, que son ideales para poner de entrante o de aperitivo en cualquier ocasión especial. Tienen la ventaja, además, de que son muy sencillos de preparar. Así que no lo dudes ¡y anímate a servirlos en tu mesa!

VER RECETA

 

'Crumble' de manzana y pera

 

Cada vez vemos en más sitios el 'crumble' incorporado en numerosos postres. Es una masa de galletas con mantequilla desmigada y horneada que suele servirse sobre todo con fruta. Como en este caso, en que hemos elegido manzana y pera y especias para aromatizarla como la vainilla y la canela. Nos ahorramos preparar la masa del crumble pues utilizamos galletas ya preparadas y así ahorramos tiempo. Eso sí, ¡ya verás cómo huele tu casa mientras la preparas!

VER RECETA

 

'Strudel' de manzana al ron

 

Este ' apfelstrudle' es relativamente sencillo de elaborar, ya que utilizamos hojaldre ya preparado, que es lo más complicado de hacer de esta receta. El relleno es un tanto contundente debido a los frutos secos y a las frutas secadas. Pero en cualquier caso, delicioso.

VER RECETA

 

'Sushis' de chocolate, manzana y canela

 

Te presentamos un 'trampantojo', un postre de chocolate, manzana y canela, con apariencia de 'sushi', gracias a la incorporación de arroz inflado y a la forma cilíndrica. Es muy sencillo de preparar y muy vistoso. Además, tiene la ventaja de que puedes tenerlo hecho con bastante antelación, y servirlo como 'petit four', para acompañar el café o el té.

VER RECETA