portada

5 recetas de berenjenas rellenas a las que no te podrás resistir

La berenjena rellena, además de ser de lo más socorrido, es una receta muy popular, de fácil preparación y de sabor delicioso. Te presentamos 5 versiones a las que no te podrás resistir: con pollo, lentejas con almendras, cuscús, gambas, verduras y queso con atún

by ¡HOLA! Cocina

Acudimos al Diccionario de Gastronomía para recuperar la definición de berenjena: "fruto de la planta perteneciente a la especie Solanum melongena, de origen asiático, y que llegó a España durante la ocupación musulmana. El fruto mide entre 10 y 30 cm y puede ser de blanco a morado oscuro, a veces rayado en ambos colores, con un pedúnculo bien formado, pegado al fruto, brillante, liso y resistente al tacto".

Nos interesa la parte en la que dice "no se consume en crudo, pero sí asada, frita, cocida, rellena y triturada para dips o lasañas". Rellena es el capítulo al que le dedicamos estas líneas, porque es una de las preparaciones estrella de este producto vegetal. Las berenjenas rellenas se encuentran presentes en numerosos recetarios de todo el mundo. Al ser un ingrediente con una pulpa muy carnosa, es ideal para vaciarlo y juntarlo con otros elementos.

Son famosas las berenjenas rellenas de carne picada, pero podemos elegir entre verduras, pescados, mariscos, legumbres, quesos... ¡lo que más nos guste! Nosotros te proponemos ideas distintas, vamos a cocinar la berenjena al horno para mezclar su carne con pollo, gambas o lentejas, entre otras materias primas. ¡Manos a la obra!

Haz click en cada imagen para ver la receta completa, con su paso a paso.

VER RECETA

Berenjenas rellenas de gambas y aceitunas

 

VER RECETA

Berenjenas rellenas de lentejas y almendras

 

Berenjenas rellenas de pollo

 

VER RECETA

Berenjenas rellenas de cuscús y queso cremoso

 

VER RECETA

Rollitos de berenjena rellenos de atún y queso

 

Te puede interesar también:

Berenjenas con parmesano: apúntante a la cocina sana, pero con sabor

Ratatouille con huevo poché

7 recetas vegetarianas que no puedes dejar de hacer