Ana

¡Noche de triunfos! Ana se convierte en la ganadora de 'MasterChef 8'

La joven empresaria ha sido la mejor en la última jornada de la edición

by Gtresonline

Más de cuatro meses de trabajo han llegado a su fin en MasterChef. La octava edición del talent show culinario por excelencia de la televisión española ha vivido una histórica temporada, incluyendo sus concursantes más polémicos así como el tener que interrumpir sus grabaciones a causa de la crisis sanitaria del coronavirus. Ana, Iván, Andy, Luna y Alberto han disputado sus últimos intentos en los fogones del programa, pero solo uno podía ganar. "Esta edición ha sido, sin duda, la más complicada de la historia del MasterChef, entre otras cosas por el confinamiento", ha comentado Jordi Cruz en el transcurso de la final, resumiendo el sentimiento de los concursantes. Ana, Iván y Andy han sido los tres aspirantes que se han enfrentado en la batalla final, la primera vez que la cocina circular alberga a tres concursantes en toda la historia del programa. Como es tradición, Pepe Rodríguez ha sido el encargado de declarar el ganador de la octava edición, muy igualada hasta el final: "El ganador de la octava edición de MasterChef  España es... ¡Ana!"

VER GALERÍA

"Termina una edición muy reñida, muchas gracias a todos los aspirantes, nos vemos en la quinta edición de MasterChef Celebrity, mientras tanto... ¡Pónganle sabor a la vida!", gritaba Pepe Rodríguez. Entre lágrimas, Ana Iglesias ha asegurado que los sueños se cumplen y que el programa la ha hecho la mujer más feliz del mundo. Con su padre y su novio, la joven ha celebrado por todo lo alto una inconmensurable victoria. Andy ha sido el segundo, mientras que Iván se ha conformado con el tercer puesto. 

En esta batalla a tres bandas cada uno de los finalistas han elegido un menú completo diseñado a su antojo. Desde la vanguardia de Andy, que ha homenajeado su paso por MasterChef y su amor por la cocina moderna, a la tradición de la tierra gallega de Iván. Ana ha elegido un menú donde destacan las ostras, el jamón o las setas, combinando cocina de toda la vida con técnicas modernas. Este cocinado ha contado con una visitade altísimo nivel, el chef Joan Roca, del Celler Roca.

VER GALERÍA

Iván ha triunfado con una mezcla gallego tailandesa con salmonete, el abogado ha hecho lo propio con su plato compuesto por una presa ibérica, mezclada con esferificaciones. "La salsa tiene demasiada sal, pero está muy bueno", resumía el jurado. Ana lo ha intentado con una metáfora de las joyas, creaciones a las que se ha dedicado durante su joven carrera, con un pichón hecho a baja temperatura como base. "Está buenísima, de estrella michelín, bravo", ha sentenciado Joan Roca. Los postres han sido la llave para designar el ganador, ya que Ana ha sido la auténtica estrella superando, y con creces, los platos de sus compañeros. "Mi plato representa los caprichos, unos pendientes o un colgante. Así veo reflejados los postres", decía presentando un espectacular alfajor deconstruido, que ha recibido buenas críticas.

Un duro camino hasta el final

La primera prueba de esta jornada final del concurso ha sido disputada entre Iván, Luna, Andy y Alberto, mientras que Ana se encontraba ya con la chaquetilla de finalista gracias a su desempeño en la semifinal. Los cuatro han tenido que imitar a Martín Berasategui, que con su "garrote, garrote" ha cocinado una espectacular ensalada de langosta, con numerosas elaboraciones. La canaria ha sido la peor de la noche, y en esta prueba ha sido reprendida por preguntar demasiado al chef, lo cual iba en contra de las normas. Tanto Alberto como Iván han cometido ciertos fallos a pesar de su buen trabajo, pero no han podido superar a la gran ensalada de Andy, que solo ha fallado en el emplatado, pero con un sabor idéntico al del prestigioso chef. Así, el abogado se convertía en el segundo finalista.

Ver: Ensalada de langosta con crema de berros y vinagreta de mostaza

VER GALERÍA

Más: Conoce a Martín Berasategui, el chef español con más estrellas Michelin

Más: Un menú sencillo y vistoso para quedar como el mismísimo Martín Berasategui

La visita a El Bohío

La última prueba de exteriores de la octava edición ha trasladado al equipo a Toledo, a la casa de un emocionado Pepe Rodríguez. El chef ha dejado a los tres aspirantes restantes que cocinaran en su propio restaurante, El Bohío. Cerrado durante meses por culpa de la pandemia, el local ha abierto sus puertas con un sabor agridulce. Tanto Alberto como Iván han vuelto a lucirse, mientras que Luna se ha estrellado en su postre, que tuvo que ser una reinvención del de Illescas. Finalmente, ha sido el gallego el elegido para participar en la batalla final. "Yo he compartido esta experiencia desde el principio como Alberto, sé lo que le gusta cocinar... Y estoy muy orgulloso de ti", decía Iván entre lágrimas, demostrando que la amistad que surge en el programa está por encima de todo. 

'MasterChef Celebrity 5' ya conoce a los aspirantes que competirán por el trono de Tamara Falcó

Luna y Alberto, sin victoria, pero con mucho amor

VER GALERÍA

Los dos concursantes se han quedado a las puertas de la batalla final, siendo los últimos eliminados de la noche por su desempeño en El Bohío. Sin embargo, a ambos les ha quedado un sabor de boca muy bueno. "Alberto tiene un hueco en mi vida", sentenciaba Luna, mientras que ninguno de los dos podía ya evitar sonreír al hablar del otro. En el último cocinado de MasterChef 8, cuando todos los exaspirantes han acudido a apoyar a los tres concursantes vivos, la pareja ha confirmado que existe algo muy serio entre ellos: "Tenemos mucho amor". Así, han sucumbido a la presión de sus compañeros y han acabado dándose un beso.