portada

El diseñador Juan Duyos, embajador del jamón de Teruel y del vino de Somontano

Son dos de las denominaciones de origen de más prestigio de Aragón. Sus valores las han unido para aliarse como parte de la campaña de la Unión Europea ‘Denominaciones de Origen de Europa, mucho más que un lugar’. Y no han podido elegir mejor embajador: el diseñador de moda Juan Duyos.

by Susana Baticón

Estamos ante dos de los productos más representativos, no sólo de Aragón, sino de nuestro país. El jamón con D.O. Teruel y los vinos con D.O. Somontano, además, comparten valores con uno de los diseñadores más icónicos de la moda española: el carácter, la excelencia, el mimo por el producto, la pasión por el trabajo, el amor a la tierra, el inconformismo…

 

Por todo ello, las dos denominaciones de origen han elegido a Juan Duyos como su embajador, que recientemente conocía de primera mano ambos productos -y nosotros con él-, viajando a la provincia de Teruel, para inspirarse en la creación de un traje -con zapatos y algún complemento incluidos-, que verá la luz el próximo mes de noviembre. Reconoce que “la gastronomía, el vino y el diseño tienen un poco el mismo fin: hacer feliz a la gente. Yo comparto con las denominaciones de origen el cariño, el mimo y la tradición con la que hacemos las cosas”.

 

Venir aquí, ver de cerca los procesos, asistir a un secadero o a una cata de jamón y vino -remarca Duyos- ha hecho que, enseguida, me dé cuenta de por dónde tengo que ir en este proceso creativo y cómo tiene que ser el diseño de este traje. El color es lo que más va a predominar y quiero utilizar tejidos muy pesados y barrocos, por un lado, en contraste con otros más fluidos… Voy a hacer algo que refleje ese maridaje fabuloso entre vino y jamón y trasmita las sensaciones que nos produce la combinación de ambos productos, con una gran tradición cultural e histórica”.

 

VER GALERÍA

 

La armonía entre este jamón y estos vinos, aseguran desde ambas denominaciones de origen, es perfecta. La marcada acidez de estos últimos, resultado de la gran diferencia de temperaturas en la zona entre el día y la noche, ayuda a suavizar la grasa que contiene el primero. La complejidad aromática del vino de Somontano envuelve y acompaña al jamón de Teruel, con su justo punto de sal. ‘Y yo sólo espero estar a la altura de ellos”, resalta el diseñador.

 

D.O. Jamón de Teruel

El de Teruel es el primer jamón con denominación de origen en España (1984) y uno de los más reconocidos por el consumidor español. Estamos ante un producto certificado que es un motor económico para la provincia -con una fuerte despoblación rural-, como muestran las más de 200 empresas que forman parte de esta D.O., entre granjas, cebadero, secaderos o salas de despiece y envasado.

 

VER GALERÍA

 

Repasamos con el presidente de su Consejo Regulador, Ricardo Mosteo, los requisitos para que un jamón sea distinguido con este sello de calidad “los cerdos tienen que ser de una raza específica (cruces de razas Landrace y Large White en la línea materna, y Duroc en la paterna), además de haber sido alimentados con, al menos, un 50% de cereal; los secaderos han de encontrarse a más de 800 metros de altitud y el tiempo de curación del jamón está establecido en 14 meses y 9 para la paleta”.

 

VER GALERÍA

 

Sólo aquellos jamones y paletas que cumplan con la normativa llevarán una vitola que rodea a la pezuña, un precinto codificado, que permite conocer la trazabilidad del producto, y también presentarán, estampado a fuego en la corteza, el sello de la estrella mudéjar de 8 puntas, ambos garantes de que estamos ante un producto avalado por la D.O.

 

D.O. Somontano

Por su parte, los vinos de Somontano, cuya denominación de origen también nace en 1984, comienzan a los pies de los Pirineos de Huesca, entre sierras y valles, con veranos cálidos y primaveras frescas.

 

 

En sus viñedos se gestan unos vinos muy particulares, tanto blancos, como tintos y rosados, cuya principal característica es su gran versatilidad. Están elaborados con algunas de las 15 variedades permitidas por el Consejo Regulador y, en palabras de su presidenta, Raquel Latre “Somontano se explica a través de todas sus uvas, las autóctonas -moristel, parraleta y alcañón- y las que a partir de finales de 1800 se decidió plantar como cabernet sauvignon, chardonnay, gewürztraminer, merlot, etc. hoy mayoritarias en nuestro territorio y, según algunos expertos, donde mejor se comportan en nuestro país. Esta gran variedad hace que haya un vino para disfrutar en cada momento, pero si tengo que destacar algunas características comúnes son su aromaticidad, su acidez y su frescura”.

 

 

Esta denominación de origen tiene inscritas 32 bodegas y protege 4.000 hectáreas de viñedo. Para conocerlas, podemos seguir la Ruta del Vino de Somontano, que también incluye hoteles y restaurantes y que convierte en única la experiencia de recorrer este privilegiado territorio repleto de naturaleza, historia, gastronomía, vino y rincones con encanto.

 

Brindis final

En breve podremos disfrutar de este triunvirato: contemplar el traje de Duyos mientras disfrutamos de unas lonchas de jamón de Teruel cortadas magistralmente a cuchillo y brindamos con alguno de los peculiares vinos de Somontano por juntar a este trío de ases.