recetas-cocina-hola-televisioin-jorge-brazalez-pepa

Pepa Muñoz y Jorge Brazález, los nuevos chefs de La Cocina de ¡HOLA!

La chef sevillana y el ganador de la quinta edición de Masterchef nos cuentan qué vamos a encontrar en su nuevo programa

by si Marta Romero

Hoy estamos de estreno. Pepa Muñoz, chef de largo recorrido y gran maestra de la cocina tradicional, suma su experiencia a la locura entre fogones que asegura tener Jorge Brazález, ganador de la quinta edición de Masterchef. Ambos son las manos de La Cocina de ¡HOLA!, el nuevo programa que promete convertirse en referente gastronómico a nivel nacional e internacional. La semana pasada se lanzó la plataforma de vídeo y hoy se emite el primero de un total de 26 programas, basados en productos de temporada, recetas saludables y una cocina sostenible, que se emitirán todos los lunes por nuestro canal y que, para su primera aparición, nos enseñan a elaborar un plato muy de temporada: un potaje de vigilia.

¿Qué es ¡HOLA! para ti y qué se te pasó por la cabeza cuando te llamamos para participar en este proyecto?

Pepa: la revista ¡HOLA! son los recuerdos de toda mi infancia, de mi vida familiar. Me lleva directamente a casa, cuando mi abuela y mi madre recortaban todas sus páginas de cocina. Así que, cuando me llamarón, me hizo muchísima ilusión. Y es que, sentimentalmente, tiene que ver mucho con mis comienzos y con cómo se ha vivido la cocina siempre en mi casa.

Jorge: para mí, ¡HOLA! es una marca que he tenido presente toda la vida, la llevo viendo desde pequeño: en la cocina de mi abuela o en las mesas de casa de mi madre.

¿Qué nos vamos a encontrar en La Cocina de ¡HOLA!?

Jorge: en La Cocina de ¡HOLA! lo que vamos hacer es conseguir un equilibrio entre el estilo que tiene Pepa, de cuchara y tradición con ideas ¡casi históricas!, con mi forma de trabajar menos tradicional. Soy un chico que no tiene mucha noción de la receta, porque ni he estudiado ni soy un cocinero al uso, pero sí soy un poco rompereglas, y me gusta darle a la gente un punto de vista diferente a la gente. Por tanto, es un equilibrio entre opuestos que funciona.

Pepa: exacto, hablaremos de  cocina, sin perder de vista la tradición. La gastronomía ha cambiado mucho en estos años, pero nosotros no la vamos a modificar tanto. Vamos a centrarnos en enseñar a comer mejor, en aprender a elegir bien los productos y conseguir opciones más saludables. Parece que, cuando hablamos de cocina tradicional, nos referimos a cocidos, guisos pesados y platos repletos de grasa; pero no es así, es volver a la cocina saludable que se hace en casa.

Es que tú cocina se basa mucho en el producto, ¿verdad?

Sí, es muy importante. El producto ha de ser siempre el protagonista de un plato. Es más, a raíz de él se saca la receta. Es mejor poner solo dos o tres ingredientes, pero que sean de calidad, que meterte en una receta de quince ingredientes. A mí, ahí, me sobran muchos. Para mí, la cocina es un menos es más.

¿Qué te has traído de tu restaurante, El Qüenco de Pepa, a La Cocina de ¡HOLA!?

Me lo traigo todo, toda la esencia de Pepa Muñoz. Una tradición renovada. Quiero enseñar lo que sé. Antes la gente iba a la receta y seguía los pasos, pero yo quiero huir un poco de esos y hacer en el programa lo que hago con mis cocineros, que les enseño absolutamente todo lo que sé, ¿para qué me lo voy a llevar conmigo? Hay que aprovechar esa juventud que viene llena de talento y creatividad para aportarles tu experiencia, todos sumamos. Y eso es un poco lo que hago con Jorge.

¿Y tú Jorge? ¿Cómo es tu cocina, qué te traes al programa?

Voy yo, con todo lo que soy y sé. No tengo el bagaje y la experiencia de Pepa en la cocina, pero sí  me siento libre y cómodo en ella. Me gusta probar, jugar con texturas y lo que haré será aportar ese grado de no-formación que, al final, define mi esencia.

Una esencia que estás poniendo en tu nuevo proyecto: Roto, en Ibiza. ¿No es así?

Sí, abrimos en junio en el puerto de Ibiza, un lugar a priori elegante en el que queremos convertirnos en referencia con un local que nada tiene que ver con los que hay en esa zona. Es un restaurante o un no sé qué en el que voy a poner lo que yo llamo "una comida normal no corriente". Es comida de siempre, podemos decir tradicional, pero con mis recuerdos y mis locuras como ingredientes esenciales de la receta.

Pepa, ¿cómo es trabajar con Jorge?

Es estupendo. Desde el primer momento, hemos encajado. Y así, tienes el 50% de la receta hecha. Es un chico guapo por dentro y por fuera, es encantador y una bellísima persona. Es más, cuando ya llevábamos varios programas grabados le escribí un mensaje diciéndole “cuanto más te conozco, más me gusta”. Lo hace todo fácil y cómodo.

Jorge, ¿cómo han sido estos primeros capítulos con Pepa?

Para mí, igual. Parece que llevo mucho tiempo trabajando con ella. Y cuando algo así me pasa con una persona, me gusta mucho; porque me gusta la gente cálida y afectuosa. Así es Pepa. Y esa complicidad se irá notando a lo largo del programa, tanto para nosotros, que cuando grabamos estamos cada vez más cómodos, como para el espectador, que lo irá notando también.

Por último, vosotros os habéis embarcado en este nuevo proyecto con mucha ilusión. ¿Podríais darnos una receta muy de temporada con la que nuestros lectores puedan (o deberían) embarcarse también en el mundo de la cocina?

Pepa: yo escogería una menestra de verduras con guisantes, habas, espárragos blancos y alcachofas. Verduras de temporada que son cada vez más difícil de encontrar en condiciones óptimas; el cambio climático hace mucho daño. Las limpias bien, las troceas y las cueces siempre por separado. Tuestas un poco de jamón en una sartén y, cuando las verduras estén, lo unes, le echas un poco de ese caldo y lo tapas para que no se evapore durante 30 minutos. Lo más sencillo siempre es lo más resultón.

Jorge: yo creo que debería haber un examen con una sola prueba: unos huevos con patatas. Fritos o revueltos, la forma que se quiera, pero acertar con la proporción buena de patata-huevo, el punto de la yema. Eso es básico.