Sara Sálamo

Los expertos nos explican cómo elevar el pecho sin cirugía

La cosmética, los tratamientos estéticos y el ejercicio pueden ayudarte a conseguir un escote más bonito y joven

by hola.com

El paso del tiempo, los embarazos, las pérdidas de peso... el pecho es uno de los grandes perjudicados en estos procesos y no son pocas las mujeres que quieren embellecer esta zona, una de las más sexys de la figura femenina. Antes de abordar cuáles son los tratamientos más adecuados, partimos de una idea: estamos ante una zona especialmente sensible. Así lo explica Myriam Yébenes, directora del Instituto de Belleza Maribel Yébenes: "El escote es una de las zonas más delicadas del cuerpo de la mujer, ya que ahí la piel es extremadamente fina, carece de glándulas sebáceas y es muy pequeña la proporción de colágeno y elastina que la hidrata y sujeta, por lo que aparecen más arrugas y sucumbe antes a la flacidez”. Esos son, por lo tanto, los dos principales problemas que debemos tratar.

Y hay alternativas más allá de la cirugía estética para 'levantar' esta zona. “Un pecho 10 no solo lo reafirma el quirófano. Hoy en día la medicina estética, la cosmética y ejercicio físico específico ofrecen no solo resultados, sino que además aportan la naturalidad que buscamos. Solo es posible si su principal sustento, el escote, está perfectamente hidratado y tonificado”, nos explica el doctor José María Ricart, que cuenta con su Instituto Médico en Valencia.

El ritual 'beauty' de los escotes bonitos

Por eso, es muy importante seguir unas pautas básicas que nos da Myriam Yébenes para poder mantener esta zona joven y firme por más tiempo. Evitar los cambios buscos de peso que hacen que el tamaño del busto cambie drásticamente y aumento la flacidez es esencial, y puede completarse con estos cuidados:

- Utilizar cremas específicas para la zona a diario, sobre todo a partir de los 40 años. Deben contener activos reafirmantes, hidratantes y antioxidantes que luchen contra el envejecimiento y le aporten cuidado a esta zona tan fina y delicada.

- Usar ampollas de efecto inmediato, ya que sirven como tratamiento de choque reafirmante.

- Aplicar siempre protección solar en la zona para evitar arrugas y manchas y, además, proteger el colágeno y la elastina.

- Exfoliar la zona con regularidad con peelings suaves.

- Para tonificar la zona y aumentar su circulación, terminar la ducha con agua fría en esa área.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Romee Strijd (@romeestrijd) el

En el centro de belleza

Existen multitud de tratamientos que pueden ayudarnos en nuestro objetivo y son los expertos quienes mejor nos pueden recomendar la opción más adecuada. El pecho carece de músculo, y su tersura depende totalmente del tejido que lo envuelve. Por eso, en el Instituto del  Doctor José Maria Ricart recomiendan nutrir en profundidad toda el área, para mantenerla libre de manchas y arrugas producidas por el sol y el paso del tiempo. Aconseja, sobre todo de cara al recién estrenado otoño, realizarse un peeling revitalizante o despigmentante según las necesidades de cada piel para mejorar la textura, elasticidad, eliminar marcas y manchas y devolver el tono. Esta exfoliación profunda se puede combinar con láser (IPL, Resurfacing), y en varias sesiones la piel del escote recupera su aspecto natural, y está preparada para poder mejorarla con diferentes tratamientos estéticos.

Así, una opción es Ultherapy, la única técnica aprobada por la FDA ( Agencia Americana del Medicamento) para elevar y tensar sin pasar por quirófano. "Un lifting sin cirugía con el que se conseguimos elevar hasta 2 centímetros los senos, una zona muy vulnerable a la flacidez", nos cuentan. El tratamiento no requiere anestesia y consiste en generar calor que reactiva el colágeno a través de ultrasonidos focalizados que aunque la tensan, en ningún momento interfieren en la mama. 

Tal y como nos cuenta en este centro valenciano, otra técnica que ofrece muy buenos resultados es la infiltración de Hidroxiapatita Cálcica (Radiesse). Un relleno habitualmente facial pero que se extiende a esta zona consiguiendo tensar y aportar el volumen perdido. Eso sí, insisten en que son soluciones que siempre deben ir de la mano de cuidados y buenos hábitos en casa. Debemos hacer uso de cosméticos que contengan activos hidratantes y sustancias con acción reafirmante como el glicerol y ácido hialurónico. Y para que su mantenimiento sea cien por cien efectivo, los especialistas de Instituto Médico Ricart recomiendan irse a dormir con el parche de silicona Senoline. Se acopla al escote y actúa de escudo contra las arrugas que se forman en la zona. Su uso diario garantiza un pecho apto para todos los escotes.

Por su parte, la experta en belleza Carmen Montalbán, directora del centro madrileño que lleva su nombre, apuesta por la radiofrecuencia con células madre para tratar la zona más. “Mediante la radiofrecuencia conseguimos que el pecho luzca más redondeado y con más volumen. Con la estimulación celular de ciertos activos devolvemos elasticidad y tonicidad al pecho de manera inmediata con un efecto tensor y rejuvenecido”, nos cuenta, a la vez que añade que es muy importante tratar esta zona con cremas específicas; lo ideal es una crema reafirmante con un alto contenido en Omega 3, e insiste en la necesidad de hidratar el área del escote. "El aceite de avellana, además de nutrir la zona, tiene un efecto antiestrías muy potente". 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Sara Sálamo (@sarasalamo) el

Cuando el busto pierde turgencia, una buena opción es el Tratamiento Tensor que propone el centro zaragozano Lostao, que combina masaje manual, radiofrecuencia Indiba de última generación y alginatos, con el objetivo de mejorar la tonicidad cutánea de la zona del escote y pecho y dar mayor firmeza a los senos. El protocolo incluye un peeling renovador celular de azúcar más ácido glicólico que mejora la receptividad cutánea. Además, la radiofrecuencia capacitiva Indiba crea una corriente de alta frecuencia que incrementa la temperatura de los tejidos de la piel. La piel se estimula, incrementa la oxigenación de las células y se acelera la producción de colágeno y elastina. Se trata toda la zona del pecho y escote (sujetador natural de los senos) durante 20 minutos. Después se aplica un concentrado de activos reafirmantes con un masaje manual, para después colocar una mascarilla de alginatos que penetra a gran profundidad y actúa de forma intensiva durante 15 minutos. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Jennifer Lopez (@jlo) el

El ejercicio, básico para tonificar el pecho

El ejercicio es otro buen aliado para conseguir tonificar esta zona y evitar así que se caiga.  “Los ejercicios no hacen milagros si estamos ante un pecho caído y prolongado en el tiempo, pero si es cierto que podemos retrasar la ley de la gravedad con una rutina constante. Las mujeres tienen el 90% del pecho de tejido adiposo, que no se va muscular y no va aumentar con el ejercicio, pero el otro 10% se podría conseguir realizando ejercicios de tonificación adecuados”, nos cuenta Javier González, experto en fitness y director del Espacio JG Fitness Coaching, quien recomienda, eso sí, que mientras se realiza una actividad física es importante llevar un sujetador fitness para evitar que el pecho sufra constantes impactos así como daño en los tejidos. Recomienda ejercicios como las aperturas con mancuernas: con una pesa en cada mano, enfrenta las palmas y mantén los codos flexionados siempre, para después abrir los brazos hacia tus laterales. También es útil este otro: sentadas en una silla, con la columna apoyada en el respaldo, el estómago hacia adentro y los pies apoyados en el suelo. Coge una mancuerda en cada mano y elévalas hasta los hombros por delante del pecho, mantén 5 segundos esta posición y baja lentamente.

Por su parte, la entrenadora personal Marta Rosado nos da las claves de una rutina muy básica:
- Flexiones. Si no tienes mucha fuerza puedes colocarte de rodillas, sería bueno que fuera algo firme pero blandito, lo ideal una colchoneta o un cojín si debajo tienes el suelo. Camina con tus manos hasta que tus muñecas y tus hombros estén en línea recta. Contrae tu abdomen y tu lumbar, flexiona tus codos todo el recorrido que puedas en dirección al suelo y eleva de nuevo. Si ya lo controlas, hazlo con las puntas de los pies apoyadas en el suelo. Realiza en 6 y 8 repeticiones.
- Trabajaremos frente al marco de una puerta y colocaremos una mano en la pared, mientras que la otra la llevamos hacia nuestro lumbar apoyando en él el dorso de la mano. Nuestros pies deben estar colocados un paso por detrás de la pared. Flexionamos el codo como si fuéramos a mirar si viene alguien y volvemos atrás (repetir 10 veces con cada lado).
- Es bueno coger 2 cartones de leche y tumbarse en el suelo (preferiblemente sobre una colchoneta) y realizamos 20 círculos hacia fuera con ambos brazos semiflexionados y con un recorrido con la mayor amplitud que podamos. Hay que repetir lo mismo hacia dentro 20 veces más. Debes de hacerlo mínimo 3 veces.

 

Los mejores cosméticos: Rituals Sakura Body Cream, hidrata y previene la flacidez (17,50 €). V6.7 Boopster, de Sepai, aporta volumen y mejora la tersura de los senos (67 €). Phytobuste + décolleté de Sisley, que combina los ingredientes tensores con un efecto inmediato para alisar el escote (209 €). Activos Puros para el busto de Collistar, un tratamiento lifting reafirmante a base de colágeno y ácido hialurónico (44,90 €). Bust Infuser de Talika, un tratamiento en spray para el pecho que, al aplicarse en el sujetador, lucha contra el envejecimiento de la piel (29,90 €). GF/7 sérum Gravity Fighter de Matriskin, combate la flacidez y regula la hidratación, además de promover la formación de nuevo tejido (63,90 €). Super Fit Boob Job, de Rodial, reafirma y tensa la piel en la zona del pecho y el escote (85 €). Super Bust Tense-in-serum de Biotherm, eleva, remodela y aporta firmeza al busto (43 €)

Más sobre: