Penélope Cruz

Cómo utilizar el sérum de pestañas para que realmente funcione

Un pequeño truco para conseguir una mirada más bonita e intensa

by hola.com

Son uno de los anhelos de muchas mujeres. Conseguir unas pestañas de impacto para presumir de mirada. Y, al margen del uso de rizador y del recurso inevitable de la máscara, hay un cosmético que poco a poco va haciéndose su hueco en su cuidado y tratamiento: los sérums. Hoy en día nos encontramos con una gran variedad de productos. “Los más sencillos ayudan a proteger y a nutrir, los hay que fortalecen el folículo piloso, otros acondicionan y estimulan, mientras que los más completos ayudan además a repoblarlas”, nos cuenta Alexa Moysies, directora general de M2 Beauté, uno de los primeros productos que llegaron a España con esta finalidad, hace ya 9 años. “Estos últimos son los verdaderamente útiles contra la hipotricosis –cuando la cantidad de pestañas es mucho menor de lo normal-“, explica. El producto de la firma cuenta, por ejemplo, con una fórmula que actúa en las tres etapas del ciclo de renovación de las pestañas, por lo que ayuda a conseguir que se vean más largas, densas y fuertes.

Estamos ante un producto que se descubrió casi por casualidad, pues se comprobó que a los pacientes tratados de glaucoma ocular con una sustancia llamada prostaglandina, de manera colateral, les crecían las pestañas de una forma espectacular. Comenzaron las investigaciones y llegaron los productos crecepestañas. Pero no sin cierta controversia debido presicamente a ese componente, pues la prostaglandina no es en principio de uso cosmético sino médico, por lo que podrían causar algunos efectos secundarios, como irritación ocular o aumento de pigmentación del iris. La industria cosmética se puso manos a la obra y ya recurre a derivados de este compuesto que sí que están adaptados para usarlos en cosmética, garantizando una reacción inocua. Por eso, es fundamental optar por productos formulados por laboratorios testados oftalmológica y dermatológicamente, para asegurarse de que son seguros y no irritantes. En general, en sus fórmulas incluyen también péptidos y extractos botánicos, factores de crecimiento y otros ingredientes que nutren y fortalecen las pestañas. Lo que hacen es cubrir todo el ciclo de crecimiento de las pestañas, protegiéndolas con una suave película de los agentes externos asegurando que conseguimos un resultado visible, medible y satisfactorio. 

¿Cómo se utiliza para que sean realmente efectivo?

La clave es usarlo como si de un liner se tratara, aplicándolo en la base de las pestañas. “Es un producto muy efectivo por lo que es importante utilizar muy poquita cantidad. Escurrimos muy bien el pincel y con la piel limpia y seca aplicamos una sola pasada por encima de la línea de las pestañas, como si fuera un eyeliner. Una sola aplicación al día será suficiente para conseguir resultados”, nos cuenta le portavoz de fLash, quien recomienda su uso por la noche. “La piel trabaja mejor de noche por lo que cualquier producto que le apliquemos antes de ir a dormir, la asimilará mucho mejor”, nos cuenta, aunque precisa un dato importante: “Para el sérum de pestañas lo realmente importante es ser constantes y que no se nos olvide por lo que solo tenemos que buscar el momento del día que mejor nos venga para incluirlo en nuestra rutina de belleza preferida”. Y es que para notar resultados, hay que ser constante en su uso. La aplicación diaria y constante alarga el ciclo de crecimiento de la pestaña y retrasa su fase de caída. Además, las fortalece y oscurece el pigmento del pelo.

¿Sirve también para las cejas?

Algunos sérums de pestañas sirven también para tus cejas, tal y como nos explica Jana Molina, directora comercial de fLash. “Muchas marcas diferencian sus productos para pestañas y para cejas. Nosotros hemos conseguido adaptar nuestra formulación para ser efectiva en cejas siendo seguro su uso en pestañas”, nos cuenta. En el caso de M2 Beauté, su directora Alexa Moysies explica que “las cejas no crecen tan rápido como las pestañas, especialmente cuando pasamos por épocas como la menopausia o el envejecimiento. Además, tiene que pasar más tiempo para poder contrarrestar su caída. Por ese motivo se necesitan diferentes ingredientes activos. Aunque sigue siendo vello, su ciclo es diferente y por ende necesitamos reforzar más su crecimiento”.

VER GALERÍA

Otros usos

Nos surge la duda de si estos productos son útiles para pacientes con cáncer, que ven cómo pierden sus pestañas tras un tratamiento de quimioterapia. El doctor Antonio Grau Llobet, especialista en Medicina Biológica, habla de su experiencia con el “crece pestañas de M2 Beauté, muy útil en pacientes con cáncer. Un tratamiento oncológico precisa de quimioterapia más un tratamiento posterior que ayude a regenerar. Cuando hay tratamientos agresivos como la radioterapia, pero en especial de quimioterapia, es habitual una caída del cabello y de vello en otras zonas del cuerpo como las cejas y pestañas. Estos productos han supuesto una gran ayuda a la hora de tratar de una manera global e integral a este tipo de pacientes. De hecho los resultados son muy satisfactorios.”

Coincide la doctora María Dolores Benito, especialista en Medicina Oncológica y Estética en Valencia, quien explica que “mientras el paciente está en tratamiento con quimioterapia o radioterapia no es conveniente utilizar estos productos porque interferirían en su actividad. Una vez terminado el tratamiento, y pasados 28 días aproximadamente, ya sí que podemos iniciar el tratamiento con estas sustancias de uso cosmético, que no fármacos, pero que pueden ayudar a favorecer, estimular y producir unas pestañas y unas cejas de un aspecto natural para ayudarles a hacer frente a su vida cotidiana.”

Más sobre: