Mercedes Milá

En el programa 'Salvados' de Jordi Évole

Mercedes Milá se sincera acerca de la depresión que sufrió: 'Dudé de que pudiera hacer periodismo nunca más'

La periodista asegura que se encuentra muy bien y lanza un mensaje de fuerza y esperanza a quienes se encuentran en esta situación

by hola.com

Después de abandonar Gran Hermano, en el mes de septiembre de 2016, Mercedes Milá se liberó de una carga que había llegado a ser excesiva y le pasaba factura. Así lo ha explicado en el programa Salvados, de Jordi Évole, en el que ha hablado, con sinceridad y a corazón abierto, de la lucha contra la depresión que ha librado en estos últimos años. “Cometo el error de meter a mi cerebro mucha potencia, veo el programa (se refiere a Gran Hermano) todo el rato, hablo con las familias, trabajo y trabajo... y el cerebro explota. Empiezas a sentir cosas que antes no habías sentido, no duermes, lloras en momentos inesperados... me doy cuenta de que tengo una depresión, de que solo quería quedarme en la cama y llorar” recuerda la periodista sobre el inicio de una dolencia que la llevó a abandonar el citado espacio, después de haber estado en él 15 años.

A pesar de que por dentro se notaba destrozada, siguió al frente del formato hasta que no pudo más. “Tenía la fuerza para llegar al programa y hacerlo sin que se notara, era un esfuerzo tan bestia que me rompió la cabeza. Los médicos me dijeron: ‘No puedes seguir haciendo GH’ y no podía más” aclaró. Fueron muchas cosas las que la ayudaron a salir de este pozo en el que se vio metida, la lectura, la meditación, el yoga, la medicación, y asegura que algo así se supera. “Al que esté así, le digo que hay esperanza y se sale”. Ella lo sabe de sobra. “Ahora estoy tan bien, tengo tantas ganas de volver a televisión, de mirar a la gente a los ojos, de ayudar, de escuchar... la vida está por delante”.

Mercedes Milá, a corazón abierto, narra cómo salió de la depresión en la que ha estado inmersa

Los verdaderos motivos por los que Mercedes Milá dejó 'Gran Hermano'

Después de 15 años al frente de 'Gran Hermano', Mercedes Milá se despide entre lágrimas

Admite sin embargo que el miedo a recaer de nuevo, le ocurrió después de Navidad de hecho, está presente. “Estoy muy bien, pero no me fío, es como el miedo de que vuelva el monstruo” comentó. Nunca pensó que le ocurriría nada semejante e indica que es muy importante dar voz a esta enfermedad, que puede llegar sin que lo esperes. “Jamás pensé que podría caer en algo incontrolable. Cuando no eres dueña de ti, no duermes, no comes... dudé de que pudiera hacer periodismo nunca más. Si le sirve a la gente el pensar que esta tía que se come el mundo ha estado en la mierda y ha salido, pensarán yo también puedo”. Actualmente presenta el programa Convénzeme, en BeMad, un espacio dedicado a su pasión por la literatura, aunque si quisiera podría hacer mucho más. “Me ofrecen muchísimos trabajos, me llaman y me llaman, me llama gente impensable, todos menos los míos” dijo refiriéndose a Mediaset. Y es que la tele sigue siendo su pasión: “La tele me da el amor de la gente”.

En el programa de Jordi Évole, la periodista recordó su amplia trayectoria profesional, las entrevistas que ha hecho a personajes de relevancia y se refirió a la problemática política actual. Analizó la postura y comentarios que hacen algunos políticos y defendió la necesidad e importancia de la lectura para evitar la manipulación. Una entrevista intensa en la que de nuevo Mercedes Milá habló sin guardarse nada (el dinero de su entrevista lo ha donado a la ONG Open Arms). Ya hace un año había revelado la periodista la batalla que libraba contra la depresión, apuntando lo útiles que eran para ella medicinas como la meditación y la lectura: "He pedido ayuda a profesionales de la psiquiatría, a escritores que me han ayudado mucho con sus libros, a la química… La meditación y aprender a visualizar ha sido muy importante para mí".

Más sobre: